La presión que ejerce Estados Unidos a México, vía el vicepresidente Mike Pence, para que reconozca de manera oficial a Juan Guaidó como presidente encargado de Venezuela, y el trato que las autoridades venezolanas dieron al periodista Jorge Ramos y equipo es lamentable, pero no modifica la posición del gobierno mexicano sobre el problema que vive aquella nación, afirmó Ricardo Monreal Ávila.

El presidente de la Junta de Coordinación Política y coordinador del grupo parlamentario del partido Movimiento Regeneración Nacional (Morena) en la Cámara de Senadores consideró que bajo cualquier circunstancia debe respetarse la Constitución, que en su artículo 89 mandata la no injerencia en asuntos internos de otros países y la búsqueda de soluciones y controversias por la vía pacífica y mediante el diálogo.

“Lo que expresó el señor secretario de Estados Unidos es un asunto que simplemente lo escuchamos y lo respetamos pero no compartimos el que el país se vea en un proceso de injerencia.

“Lamentamos mucho lo que le sucedió a Jorge Ramos, a su equipo, eso es inadmisible, no aceptamos que se agreda a ningún medio de comunicación, pero tampoco con ese pretexto vamos a orientar nuestra decisión de violar la Constitución’’, dijo Monreal.

A pregunta específica, el zacatecano no consideró peligroso desoír el llamado de Pence.

“Lo que está ahorita en relieve es que (en México) hay un gobierno independiente, autónomo y al que no le interesa influir en decisiones de otros países. El Senado de la República actuará en consecuencia observando la Constitución estrictamente como un órgano revisor de la política exterior mexicana. Nosotros señalamos que acompañaremos al gobierno en la observancia de la Constitución General de la República’’ aseguró el coordinador.

La de Estados Unidos, dijo, “sí es una presión, pero hay que aguantar las presiones de todo mundo’’ señaló.

Finalmente, Monreal Ávila insistió en que México es un país independiente y autónomo y deseó que se acepte el diálogo ofrecido por el presidente Andrés Manuel López Obrador para que las partes se puedan sentar en territorio mexicano en la búsqueda de una solución pacífica a la controversia existente en Venezuela.

[email protected]