El actor estadounidense Sean Penn relata que los hijos de Joaquín el Chapo Guzmán poseen gran poder, incluso sobre los militares.

Al relatar su recorrido previo a la entrevista a Guzmán Loera para la revista Rolling Stone, Penn describe que su primer encuentro con Alfredo Guzmán -hijo del Chapo- fue en la avioneta que lo adentraría en la selva: Me doy cuenta de que nuestro conductor había sido el hijo de 29 años del Chapo .

En su travesía, pregunta a Alfredo cómo podían él y Kate del Castillo estar seguros de que no los vigilan o siguen. Sonríe (...) y apunta a un codificador rojo debajo de la cabina del piloto , redacta Penn e indica que Alfredo responde: Ese conmutador bloquea el radar terrestre y agrega que tienen a un infiltrado que les avisa cuando va a despegar el avión militar de vigilancia a gran altitud.

Ya en tierra, al adentrarse en la selva, se topan con un control militar. Dos uniformados del gobierno se acercan a la camioneta. Alfredo baja la ventanilla del pasajero; los soldados se retiran para dejarles pasar. ¡Ah! Ése es el poder de la cara de Guzmán. Y la corrupción de una institución , redacta Penn.

Hacia la noche del 2 de octubre del año pasado, Sean y Kate cenan con el Chapo; recuerda que fue una carne asada. En este espacio se encuentra con el hijo mayor de Guzmán Loera, Rodrigo, quien con 32 años de edad, se le considera el heredero del Cártel de Sinaloa , refiere.