El PRI en el Senado indicó no tener miedo, sino pavor de que el gobierno del presidente Felipe Calderón utilice la justicia para dañar la imagen de su candidato presidencial y del partido, a través de persecuciones de la PGR y la Fiscalía Especializada contra Delitos Electorales.

En un debate en el pleno, el priísta Carlos Jiménez Macías demandó a Calderón explicar las razones del relevo de José Luis Vargas Valdez por Imelda Calvillo Tello al frente de la Fepade, pues dijo que hay suspicacia, porque esa instancia será la encargada de vigilar el proceso electoral.

No tenemos miedo, tenemos pavor porque hay una guerra instrumentada, muy exhibida, lamentablemente porque ni eso saben hacer, porque filtran información de una averiguación, después resulta que cuando pasa el proceso electoral le dicen al candidato a Gobernador en Jalisco ‘usted disculpe’ .

El coordinador del PRD, Carlos Navarrete, manifestó su sorpresa por la encendida defensa que hace el PRI de quien era hasta hace unas horas fiscal para delitos electorales, porque justamente cuando hubo la anterior sustitución el PRI expresó una molestia semejante porque se cambiaba de titular y se colocaba a quien hoy está siendo sustituido también .

Navarrete consideró que debe darle un voto de confianza a los relevos.

Pero el coordinador del PRI, Manlio Fabio Beltrones, respondió que dicha dependencia no puede ser un brazo jurídico-electoral del presidente Calderón. Agregó que el PRI no está en favor de la impunidad en ningún caso, pero destacó: Las elecciones no son un panteón como para ver fantasmas , ello con relación a la investigación en contra de tres exgobernadores priístas de Tamaulipas.

Alejandro González Alcocer (PAN) dijo que esa dependencia tiene por ley disposiciones que cumplir, sin importar quién esté al frente.

jmonroy@eleconomista.com.mx