Con el fin de formar un contrapeso en las próximas elecciones federales y locales del 2021, el Consejo Nacional del Partido Acción Nacional (PAN) aprobó ir en alianza con el PRI y el PRD entre 120 y 140 distritos electorales a nivel federal.

A puerta cerrada, cerca de 300 consejeros panistas de todo el país se reunieron en la Ciudad de México para analizar la propuesta de Marko Cortés, líder nacional del PAN, que establece que donde tenga fuerza el PAN, este partido sea quien encabece la coalición; en donde el PRI tenga una representación importante ellos encabezarán la alianza y lo mismo ocurrirá con el PRD.

De manera paralela, también se analizan las posibles alianzas electorales en los estados.

"El PAN tiene hoy la oportunidad de representar una verdadera oposición al régimen. Tienen dos alternativas: abrir espacios de colaboración con sus adversarios políticos del pasado o intentar hacerlo solos. Si somos honestos luce casi imposible que cada fuerza política en lo individual pueda afrontar la amenaza que se cierne", afirmó la organización en redes sociales.

Asimismo, el presidente nacional del PAN, Marko Cortés, aseveró que con la llamada “Cuarta Transformación”, nuestro país no sólo se está enfrentando a un “gobierno incapaz y corrupto”, sino a uno “autocrático y regresivo”, que en dos años ha destruido mucho de lo avanzado.

Además, advirtió que su partido se reservará el derecho de admisión a todos aquellos políticos impresentables que existan al interior de los partidos con los que hagan alianza.

Como parte de los convenios de coalición para el proceso electoral de 2021, el PAN encabezaría 61 de los 300 distritos electorales, 53 serían para el PRI y 44 para el PRD.

En tanto, se abrió la posibilidad para realizar alianzas electorales con dichos partidos para las gubernaturas, entre ellas en los estados de Baja California, Baja California Sur, San Luis Potosí, Tlaxcala, Zacatecas, Colima, Nayarit, Sonora y Michoacán.

Por otro lado, se indicó que para dicho acuerdo se realizó una consulta a militantes en los estados interesados en realizar coaliciones, dando como resultado que el 69.1% se manifestó a favor de ir a una coalición.