Al iniciar siete días de cierres de campaña en ciudades, el candidato presidencial Andrés Manuel López Obrador (Morena, PT y PES) dijo que de ganar los comicios del 1 de julio, impulsará a las universidades públicas, pero no se tolerarán actos de corrupción como la Estafa Maestra.

En Zacatecas, afirmó que su apuesta es construir una escuela de nivel superior en cada uno de los 2,446 municipios del país.

“Se apoyará las universidades públicas pidiéndoles honestidad en el manejo del presupuesto, porque no se van a permitir actos de corrupción, nada de estafas maestras que se hacen, o se han hecho en las universidades públicas. Vamos a apoyar a las universidades públicas y si es necesario se van a crear otras universidades”, abundó.

Se trata, prometió, de que así como “hay preescolar, primaria y secundaria y preparatoria en cada municipio, tengamos también universidad”.

Se planteó un diálogo con los directores de las universidades privadas “para llegar a un acuerdo, a fin de que acepten también a jóvenes de escasos recursos económicos, que van a recibir una beca de 2,400 pesos mensuales”.

El abanderado presidencial de la coalición Juntos Haremos Historia, dijo que combatirá la corrupción, pero descartó “mochar manos”, como propuso el independiente Jaime Rodríguez Calderón. Advirtió que castigará con severidad a los que compran votos y trafican con la pobreza de la gente.

Abundó que pondrá en marcha un gobierno austero, sin lujos de los altos funcionarios.

“Usaré la misma ropa y los mismos zapatos”, afirmó el político tabasqueño.

En este mitin estuvo presente Ricardo Monreal, coordinador regional de López Obrador, quien fue presentado en el evento como “el mejor gobernador” que ha tenido Zacatecas. López Obrador ya había salido en su defensa por la mañana, pues descartó que Monreal esté involucrado en una negociación política con el gobernador de Chiapas, Manuel Velasco, como acusó el perredista Jesús Ortega.

Luego de un mitin en Durango, Obrador negó que tuviera un pacto con el gobernador chiapaneco del PVEM. El candidato presidencial reconoció su amistad con la familia de Velasco, pero “de ahí, a que existan acuerdos, de ahí que exista un pacto, pues no”.

Denunciará si hay fraudes en Puebla y Veracruz

El candidato presidencial, Andrés Manuel López Obrador, dijo estar muy seguro de su triunfo en los comicios del 1 de julio, y consideró improbable que se cometa un fraude electoral. Sin embargo, aseveró que en caso de que haya “fraude” en elecciones de los estados, lo denunciará y llevará a tribunales.

“Si hay fraude en las elecciones, en Puebla y Veracruz, y en cualquier otra parte, si hay fraude, porque eso se percibe, se ve, no se puede ocultar, entonces se va a proceder legalmente, aunque ganemos la Presidencia. No es que ya ganaste la Presidencia, ya confórmate, ya quédate callado. ¡No, no! Vamos a ganar la Presidencia, y si ganamos gubernaturas las vamos a defender y vamos a denunciar si hay fraude, la elección tiene que ser limpia y libre”, sentenció.

jmonroy@eleconomista.com.mx