El Observatorio Europeo de las Drogas y las Toxicomanías (OEDT) alertó que en los últimos tres años los cárteles mexicanos han ampliado su alcance y han llegado a la Unión Europea con el negocio de la cocaína y las metanfetaminas.

El informe El Mercado de las Drogas en la Unión Europea señaló que la producción de las metanfetaminas ha aumentado dramáticamente en los últimos años en la región, concentrándose principalmente en Europa central, particularmente en y alrededor de la República Checa.

Sin embargo, “es de cierta preocupación el descubrimiento durante la primera mitad del 2019, en los Países Bajos y Bélgica, de tres instalaciones de producción de metanfetamina a gran escala”, dicta el informe.

Se agregó que las bandas delictivas que actúan en la Unión Europea juegan cada vez más un papel clave en el mercado global de las metanfetaminas y otras drogas, porque algunas de estas sustancias producidas en el continente son traficadas al Medio Oriente, y la metanfetamina producida en África y Medio Oriente, y más recientemente en México, transita por Europa, con un destino final en Asia u Oceanía.

Asimismo, se cree que los grupos criminales que sólo estaban involucrados en el tráfico de drogas hacia la Unión Europea, como los cárteles mexicanos, han intensificado su cooperación con otros grupos delictivos para orquestar el tráfico de cocaína a la región.

Ante tal situación, el informe advierte que se deben evaluar las amenazas asociadas a los cárteles mexicanos que parecen estar involucrados en el suministro y la producción de metanfetamina en Europa.

En este contexto, se evidenció la participación de mexicanos en laboratorios clandestinos de los Países Bajos y Bélgica, ya que tras un análisis de aguas residuales, muestra el informe de la UE, se pudo rastrear componentes químicos provenientes de la producción de drogas ilícitas en dos localidades, lo que ocasionó el desmantelamiento de un laboratorio que producía metanfetamina y el arresto de ciudadanos provenientes de República Dominicana, México y los Países Bajos.

[email protected]