Ante el inminente regreso de Napoleón Gómez Urrutia a México,  los mineros “pedimos que haga las maletas y en ellas traiga los 43 millones de dólares que corresponden única y exclusivamente a los trabajadores”, informó el Sindicato Minero Metalúrgico “Frente”.

En un comunicado de medios la organización sindical que encabeza Carlos Pavón, informó que el dinero, producto del Fideicomiso minero creado a partir de la privatización de varias empresas, entre ellas Mexicana de Cananea, debe ser devuelto a sus legítimos dueños, por eso le exigimos a Napo “que no sea cínico y piense en las familias de mineros  que aún esperan se les haga justicia”.

Se prevé que Gómez Urrutia, autoexiliado en Vancouver, Canadá, después de más de una década, regrese al país para ocupar su cargo como senador de la República.

De ahí que los trabajadores expresaron que “ahora anuncia su regreso con bombo y platillo, amparado en un fuero con arreglos políticos, y argucias legaloides para que se le quitaran las órdenes de aprehensión; pero debe responder la deuda que tiene con los verdaderos mineros”,

Hay que recordar que cuando le quitaron aquellas órdenes de aprehensión dictadas por tribunales de la Ciudad de México, ésta era gobernada por un perredista ahora morenista.

A pesar de estas artimañas, existen a la fecha dos laudos emitidos por la Junta Federal de Conciliación y Arbitraje que lo obligan a regresar los 43 millones de dólares a sus legítimos dueños.