Desesperados por ser trasladados a otras regiones del país para regularizar su situación migratoria y conseguir empleo, miles de personas en su mayoría haitianas comenzaron a acampar esta semana en el sur de México, de acuerdo a testigos de Reuters y los propios migrantes.

La semana pasada el gobierno de México comenzó a trasladar a cientos de ellos que habían esperado por meses en Tapachula, ciudad fronteriza con Guatemala, a diversas regiones del país en respuesta a su solicitud para obtener una visa humanitaria o bien refugio. Sin embargo, miles más se quedaron esperando.

"Tengo cinco días durmiendo aquí (...) mi familia y yo no podemos seguir aguantando hambre y sed, y durmiendo en la calle", dijo Roldy, un haitiano que llegó al sur de México con su esposa y su hija.

"Hay gente que ya tenemos un protocolo (permiso) para irnos pero no nos dejan salir, yo lo tengo desde hace cuatro meses", lamentó el joven mientras permanecía un estadio de fútbol en Tapachula que hace meses fue habilitado para recibir los trámites de los migrantes. En la zona habría cerca de 5,000 migrantes, de acuerdo a testigos de Reuters.

De acuerdo a testigos de Reuters el nuevo campamento luce sucio, con una larga fila de casas de campaña improvisadas con trapos viejos y vallas de metal que la semana pasada fueron utilizadas para controlar el acceso a autobuses que el Instituto Nacional de Migración (INM) usó para transportar a las personas.

Para no perder su turno cuando lleguen los nuevos buses, algunos migrantes protagonizan riñas momentáneas cuando notan que alguien se quiere "meter a la fila". Muchos de ellos aseguraron a Reuters que cada día es un reto para superar el hambre y la falta de vivienda, pues en Tapachula no hay empleo.

"No podemos irnos del campamento, queremos asegurar nuestro lugar", dijo a Reuters por teléfono Eliot John, un haitiano que cumple su cuarto día durmiendo en el lugar. "No queremos ir en caravana porque con nosotros hay niños y mujeres embarazadas, es mucho más peligroso", agregó.

El INM no respondió de inmediato a solicitudes de información de Reuters sobre el caso.