El equipo de campaña del candidato del Partido Revolucionario Institucional (PRI) a la Jefatura de Gobierno de la Ciudad de México, Mikel Arriola, exhibió pruebas documentales contra Morena, PRD y PAN por la presunta compra de votos, a través de programas sociales, por un monto de aproximadamente 14 millones de pesos.

Explicaron que éstos se utilizan para repartir despensas y entregar bienes a cambio de apoyos electorales, especialmente en la delegación Gustavo A. Madero.

Expusieron también el uso discrecional de 1,400 millones de pesos para programas sociales en las demarcaciones Coyoacán, Benito Juárez y Álvaro Obregón.

Patricio Caso, coordinador de la campaña de Mikel Arriola; Fernando Zárate, coordinador operativo territorial; y Dunia Ludlow Deloya, coordinadora de proyectos especiales, hicieron la denuncia pública en conferencia de prensa y posteriormente se trasladaron a la Fiscalía Especializada para la Atención de Delitos Electorales (Fepade) y del Instituto Electoral de la Ciudad de México.

En esos lugares, interpusieron las denuncias legales por el uso indebido de recursos públicos que afectan la equidad de la contienda electoral en contra del jefe de Gobierno, el titular de la Secretaría de Desarrollo Social local, los integrantes del Comité de Planeación de Desarrollo de la Ciudad de México, Alejandra Barrales, y las jefaturas delegacionales de Álvaro Obregón, Coyoacán, Gustavo A. Madero y Benito Juárez.

El equipo de campaña de Arriola Peñalosa presentó videos y pruebas que demuestran que los programas sociales delegacionales son utilizados para la compra de votos.

Ante la Fepade, solicitaron una investigación a fondo y se castigue a los responsables de esos delitos y ante el instituto electoral, pidieron se ordene la adopción de medidas cautelares para proteger la equidad en la contienda y los intereses de los ciudadanos.

El equipo de Mikel Arriola denunció que públicamente Morena, y los partidos de la Revolución Democrática (PRD) y Acción Nacional (PAN) han solicitado constantemente que los ciudadanos entreguen su credencial de elector y comprometan su voto a cambio del beneficio de programas sociales en las demarcaciones Álvaro Obregón, Benito Juárez y Coyoacán.

Precisaron que el presidente de la Comisión de Gobierno de la Asamblea Legislativa, Leonel Luna Estrada; el secretario de la misma, Jorge Romero Herrera; y el presidente de la Comisión de Presupuesto y Cuenta Pública, Mauricio Toledo Gutiérrez, se autoasignaron 1,400 millones de pesos para fines evidentemente ilegales.

Detallaron que en el caso de la delegación Álvaro Obregón, Leonel Luna desvió recursos por 495 millones de pesos que estaban asignados a ayudas sociales, pintura y repellado, así como a materiales y suministros, en los que se encuentran desde toners, fertilizantes y llantas.

En Benito Juárez, agregaron, Jorge Romero desvió recursos por 410 millones de pesos en proyectos como el de poda, mantenimiento y restitución de áreas verdes, aceite, anticongelante y baterías, entre otras cosas.

En tanto, dijeron, Mauricio Toledo en Coyoacán desvió recursos por 495 millones de pesos en los programas de transferencias integrales, como son tarjetas para la compra de votos, así como la entrega de tabletas electrónicas.

Por esta razón, denunciaron penal y administrativamente a los presuntos responsables de administrar indebidamente recursos públicos y con ello evitar el ejercicio libre y secreto del voto.