A petición del Segundo Tribunal Colegiado en Materia Penal del Cuarto Circuito, el exgobernador priista de Nuevo León, Rodrigo Medina, recibió del Juzgado Quinto de Distrito en Materia Penal de Monterrey una suspensión provisional de amparo contra actos del juez de control, que lo sujetó a prisión preventiva el pasado 26 de enero en el penal de Topo Chico.

El amparo 55/2017 fue concedido para el efecto de que no sea detenido, hasta en tanto no se resuelva la suspensión definitiva, quedando a disposición de ese órgano de control constitucional por cuanto se refiere a su integridad física y libertad personal y a disposición del juez de Control responsable para la continuación de la etapa de investigación ante quien deberá comparecer cuantas veces sea requerido.

En tanto, Gretta Salinas, esposa del exgobernador, compareció ante la subprocuraduría anticorrupción de Nuevo León, dentro de la investigación por enriquecimiento patrimonial que se sigue a Medina.

Tras la comparecencia en la Fiscalía, durante más de dos horas, la ex primera dama del estado dijo estar tranquila en torno de la indagatoria y puntualizó que en un máximo de 15 días responderá por escrito a los cuestionamientos que la autoridad estatal le realiza como parte de la investigación.

Previo a la diligencia, dijo ser la principal interesada en que esto se esclarezca.