Miles de mujeres se manifestaron este jueves en Ciudad de México para exigir el fin de la violencia de género en un país sacudido en los últimos años por una espiral de asesinatos de mujeres.

"No murieron, las mataron", se leía en una de las pancartas de esta marcha convocada en el marco del Día internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer.

"¡México feminicida! ¡Nos están matando!", reclamó una manifestante en medio de un breve roce con la policía.

Foto EE: Eric Lugo

La multitud, que formaba un enorme bloque de ropas negras con destellos de morado, el color del feminismo, se concentró en Paseo de la Reforma, para arrancar su marcha hacia el Zócalo.

El contingente avanzaba al grito de "¡ni una menos!" para reclamar un alto a la violencia de género, que mata un promedio de 10 mujeres diariamente en el país, según cifras oficiales y estimaciones de la ONU.

Foto EE: Eric Lugo

Desde 2019 suman más de 10,700 asesinatos de mujeres, según cifras oficiales.

El presidente Andrés Manuel López Obrador ha criticado en distintas ocasiones las marchas feministas con el argumento de que son promovidas por sus "adversarios" para "afectar" a su gobierno.

Monumentos y comercios amanecieron protegidos por altas vallas para evitar que sean vandalizados, además de que fueron desplegadas unas 1,500 mujeres policías equipadas con escudos para mantener el orden.

Foto EE: Eric Lugo

En el recorrido se han desatado algunos roces cuando pequeños grupos de manifestantes armadas con martillos intentaron arrebatar los escudos a las policías, que las repelían lanzado bombas con gases irritantes, constató la AFP.

Foto EE: Eric Lugo

En su avance, algunas de las manifestantes realizaron destrozos y pintadas, además de que otras improvisaban con químicos lanzafuegos, que eran repelidos con extintores por las uniformadas.

Previo al arranque de la marcha, un grupo logró cruzar las protecciones en el Palacio Nacional, en el Zócalo, para colocar numerosas cruces rosas en una de las monumentales puertas del recinto.

A la protesta se sumaron observadoras de organismos civiles para verificar que no haya abusos por parte de las fuerzas del orden y mediar para que no escalen los roces con las policías.

En Madrid miles salieron a las calles, mientras que en Guatemala la marcha convocó a cientos de mujeres. Se convocaron a otras marchas en Chile, Venezuela y Uruguay.