La política implementada por México de solicitar identificaciones a quienes se sospeche que no son nacionales y a quienes deseen comprar boletos de autobús para viajar por el interior del país es “irregular” y no hay un fundamento legal sobre ello, opinaron expertos.

De acuerdo con la Ley de Migración, en su artículo séptimo se precisa que: “El libre tránsito es un derecho de toda persona y es deber de cualquier autoridad promoverlo y respetarlo.

“Ninguna persona será requerida de comprobar su nacionalidad y situación migratoria en el territorio nacional, más que por la autoridad competente en los casos y bajo las circunstancias establecidas en la presente ley”.

En este sentido, en el capítulo IV de la misma normativa denominado: “De la revisión migratoria”, en el artículo 97 se indica que además de los lugares destinados como de tránsito internacional en México, el Instituto Nacional de Migración (INM) podrá realizar revisiones “de carácter migratorio” en el territorio nacional para comprobar la situación migratoria de extranjeros.

“La orden por la que se disponga la revisión migratoria deberá estar fundada y motivada; ser expedida por el instituto y precisar el responsable de la diligencia y el personal asignado para la realización de la misma; la duración de la revisión y la zona geográfica o el lugar en el que se efectuará”, se precisa en dicho artículo.

Tras una revisión se puede observar que ninguna parte de la ley hace referencia sobre las líneas de transporte de pasajeros y si se les permite solicitar identificaciones a los usuarios por cuestiones migratorias, una medida que se aplica derivado de los acuerdos con Washington y que fue confirmada por el presidente Andrés Manuel López Obrador hace algunos días.

Para la experta en migración y académica de la UNAM, Myrhge Spross, es irregular que México pida identificaciones, no obstante, dicha medida —precisó— está avalada en el Pacto Mundial para la Migración Segura, Ordenada y Regular del cual México es signatario.

“Yo considero que si bien no es una política regular el solicitar una identificación para poder trasladarse o para poder adquirir un boleto de transporte o, simplemente para entrar a algún lugar ya sea público o privado, de acuerdo con la legislación nacional, este pacto sí da la posibilidad de que se implementen políticas de resguardo y políticas de control”, apuntó.

La especialista mencionó que, por el lado benéfico, el que los migrantes porten una identificación y la muestren a las autoridades mexicanas puede ayudar a que su condición migratoria se regularice y con ello puedan acceder al asilo y refugio.

Por su parte, el investigador del Colegio de la Frontera y experto en migración, Vicente Sánchez, indicó que la actual Ley de Migración mantiene incongruencias entre sus mismos artículos, sin embargo, no hay un fundamento legal para solicitar identificaciones al comprar un boleto de autobús.

Rechazan comparecencia

Pese a la existencia del acuerdo de la Mesa Directiva de la Comisión Permanente del Congreso para citar a la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez, y al titular de la Secretaría de Seguridad, Alfonso Durazo, para explicar la intervención de la Guardia Nacional en las fronteras sur y norte del país para controlar el flujo migratorio, la mayoría de Morena y sus aliados votó en contra de que acudan los funcionarios.

La comparecencia estaba prevista para el próximo 17 de julio a las 11 horas, por petición de la bancada de Acción Nacional.

El presidente de la Mesa Directiva, Martí Batres, dijo que no se rechazó la comparecencia, sino que se votó en contra de que se incorporara al orden del día de la sesión el tema, y que se replanteará la próxima sesión.

[email protected]