El candidato presidencial de la coalición Todos por México, José Antonio Meade, advirtió que en esta elección se escogerá entre justicia y amnistía; entre quien ataca y calumnia a soldados, pilotos y marinos y quien ha elegido estar palmo a palmo con la Fuerzas Armadas.

“Ahí la diferencia también es clara, yo escojo escuchar a las víctimas y Andrés Manuel (López Obrador) a los delincuentes”, subrayó en un encuentro con la ciudadanía en Cuernavaca , Morelos, donde asumió siete compromisos puntuales para combatir la inseguridad, entre ellos un trabajo más cercano a las víctimas.

Expuso en esta elección hay quien cree en las instituciones de justicia y quien escoge atacarlas y sacar a los criminales de la cárcel para regresarlos a las calles, "eso no vamos a dejar que suceda".

El abanderado presidencial de los partidos Revolucionario Institucional (PRI), Verde Ecologista de México (PVEM) y Nueva Alianza dijo que hay que ponerse del lado de las víctimas.

"No podemos ponernos del lado de los criminales. Conmigo vamos, sin ninguna ambigüedad, a decirle no a quien daña a una persona, a decirle no a quien violentó a un comunidad, a decirle no a quien violenta el Estado de derecho”, detalló.

Explicó que el primer eje en su agenda es reconstruir el tejido social y prevenir las causas que generan ese flagelo. En ese sentido, precisó que trabajará para recuperar los espacios públicos para fomentar la convivencia ciudadana y el cuidado entre vecinos.

Como segundo punto en la agenda de seguridad refrendó que evitará que el dinero y las armas lleguen a manos de los criminales. Anotó que será necesario vigilar rigurosamente lo que entra por las aduanas y generar mecanismos que permitan incautar de manera eficiente el dinero mal habido.

Al detallar su estrategia en la materia, anunció que en los primeros 180 días de su gobierno implementará un Código Penal Único para investigar, juzgar y castigar de la misma forma los delitos que más duelen y lastiman a la población.

También informó que fortalecerá los cuerpos policiacos y dignificará esta profesión; subrayó que capacitará a los oficiales, mejorará sus salarios y sus familias tendrán acceso a becas, así como a otros beneficios.

El quinto eje de su agenda es poner la tecnología al servicio de la investigación, para que haya capacidad de resolver con éxito una acusación, poner en manos del ciudadano la posibilidad de hacer una denuncia anónima, de hacerla remota, de darle seguimiento y de saber a qué altura de la investigación se encuentra.

Meade advirtió que, en su gobierno, los criminales no tendrán dónde esconderse y adelantó que creará un Sistema Integral de Identificación para que todos los mexicanos tengan un número de identidad, el cual puedan hacer efectivo en todos sus trámites.

Como último punto, el candidato presidencial ofreció su palabra de realizar un trabajo cercano con las víctimas. Aseveró que la seguridad empieza con la prevención y termina reconociendo que quienes sufrieron algún delito necesitan reconocimiento, apoyo y cercanía, además de acompañamiento en su proceso de reconstrucción.