Bocoyna, Chih.- Una brigada médica, compuesta por dos médicos, 12 enfermeras y cinco capturistas, ha logrado llegar a más de 1,500 personas que han recibido asistencia en diversas zonas de la Sierra Tarahumara.

Las acciones forman parte del programa emergente del Seguro Popular, instrumentado por el gobierno federal, informó el vocero, Irving Ramírez.

Expuso que con medicinas, vitaminas y un pequeño hospital móvil, los indígenas tarahumaras son afiliados con solo su huella dactilar, con la que usualmente firman ante la imposibilidad de saber leer o escribir.

Ahí, detectan las posibles variables indicativas de riesgo en la salud a través de la medición de peso, talla, glucosa, presión arterial y perímetro abdominal, lo que permitirá en su momento detectar un posible riesgo de salud en las personas y establecer acciones preventivas.

Entre los consultados, Frank Sinatra, nombres con los que fueron identificados por misiones con buen sentido de humor y registrados así por sus padres, los indígenas o chabochis -hombre blanco en el idioma tarahumara- que se encuentran con serias condiciones de salud, son enviados a los hospitales de la zona.

Al momento y luego de declarar emergencia por el mal tiempo que azota la zona, se efectuaron recorrido en varios poblados tarahumaras como San José, en Creel; Uruachi, Sisoguichi, San Ignacio.

En esas zonas las brigadas médicas avanzan para recorrer poblado por poblado las 247 mil hectáreas donde están diseminados los poblados en la labor de ayuda humanitaria.

klm