La riña en el penal de Topo Chico y la forma titubeante, lacónica y tardía de enfrentar y explicar la emergencia por parte del gobierno estatal provocaron que senadores del PRI, PAN y PRD arremetieran contra el gobernador de Nuevo León, Jaime Rodríguez Calderón, el Bronco, a quien le exigieron que deje su campaña presidencial rumbo al 2018 y atienda su estado.

Los senadores emitieron un pronunciamiento en tribuna sobre la riña en el penal, que dejó 49 reos muertos. La senadora del PRI, Graciela Ortiz, dijo que Rodríguez Calderón parece más el presidente de un partido independiente que lo va a postular como candidato en el 2018 que un gobernador.

El panista Javier Lozano afirmó que no hay una crítica a la figura de los políticos independientes, pero que éstos tampoco crean que son la salvación de México .

Y lo que es criminal, además de esta muy lamentable tragedia, es ver a un gobernador itinerante que pareciera o actúa o se cree todavía en campaña (...) .

Aunque el coordinador del PRD, Miguel Barbosa, dijo que no es tiempo de linchamientos políticos, pidió al mandatario local no salir con una verdad histórica sobre la riña y consideró que ésta ha sido la primer gran bronca de el Bronco .

Mientras los panistas solicitaron que se renueve el convenio para que las fuerzas federales se hagan cargo de la seguridad del penal, legisladores del PRI y del PRD precisaron que está en pie la revisión de una ley general de ejecución penal.

Asimismo, el Senado avaló un pronunciamiento: El gobierno del estado de Nuevo León debe asumir su responsabilidad (...) y evitar que acontecimientos como el del penal de Topo Chico vuelvan a ocurrir .

Revisar sistema penitenciario

En tanto, legisladores de las ocho fuerzas políticas en la Cámara de Diputados (PRI, PAN, PRD, PVEM, Morena, MC, Panal y PES) condenaron la riña en el penal de Topo Chico y coincidieron en que se debe aprovechar la tragedia para revisar a fondo la operación del sistema penitenciario del país.

Y enfocaron sus críticas al desempeño del gobernador de aquel estado, Jaime Rodríguez el Bronco, quien arribó al cargo el año pasado como candidato independiente.

Le quedó grande la silla al Bronco. Ha quedado claro que no tiene capacidad para gobernar bien a la gente de Nuevo León y que está distraído en otro tipo de acciones , afirmó Marko Cortés Mendoza, coordinador del PAN.

El presidente de la Mesa Directiva de la Cámara Baja, Jesús Zambrano, recordó que el Bronco dijo que se haría responsable de los penales y que no necesitaba de la fuerza federal.

En tanto, la bancada del PAN en el Congreso de Nuevo Léon pidió la renuncia de la directora del penal de Topo Chico, Gregoria Salazar Robles, y que el Ejército tome el control del centro.

El coordinador Arturo Salinas Garza dijo que ésta es la tragedia más grande (ocurrida) en el área de readaptación social y consideramos que el gobierno del estado debe ceder la seguridad en este centro penitenciario al Ejército mexicano .