La llegada de miles de migrantes centroamericanos a Tijuana, Baja California, luego de una larga travesía por México en distintas caravanas que desde octubre recorrieron el país, colocaron a esta ciudad y a otras poblaciones fronterizas en una encrucijada para su atención por las políticas migratorias restrictivas de Estados Unidos.

A la fecha, aunque los centroamericanos han optado por retornar a sus países de origen y otros han solicitado refugio en México, el grueso de los que conformaron el “éxodo” insiste en la posibilidad de cruzar a la Unión Americana.

De acuerdo con el documento La Caravana de Migrantes Centroamericanos en Tijuana 2018, Diagnóstico y Propuestas de Acción, elaborado por el Colegio de la Frontera Norte, 50.2% busca ingresar a Estados Unidos.

La encuesta fue levantada el 22 de noviembre pasado entre 1,037 migrantes; 77% hombres y 23% mujeres. De ellos, más de la mitad de los encuestados eran jóvenes de entre 18 y 19 años, y alrededor de una tercera parte tenía entre 30 y 44 años.

Asimismo, 20.6% pensaba solicitar asilo en Estados Unidos; 50.2% cruzar a ese país; 21% quedarse en Tijuana; 0.2% quedarse en algún lugar de México; 0.8% regresar a su lugar de origen; 6.3% no sabía, y 0.8% ir a Canadá.

“Al momento de la entrevista, la mayor parte de los encuestados (50.2%) tenían la intención de cruzar a EU (sin especificar la vía). Cerca de una de cada cuatro de las mujeres, y una proporción similar de los de mayor edad, pensaba solicitar asilo en ese país”, se lee en el documento.

Esta proporción era menor entre los hombres y los más jóvenes. La segunda opción más frecuente para los hombres y la tercera para las mujeres fue quedarse en Tijuana. Esta opción fue elegida por una quinta parte del total de encuestados.

De acuerdo con el informe estadístico, 82% provenía de Honduras; 10% de Guatemala; 7% de El Salvador y 1% de otros países.

En relación con la calificación laboral de los integrantes de la caravana, por las actividades que desarrollaban en su lugar de origen, poco más de una quinta parte de los encuestados eran trabajadores artesanales, categoría que incluye a empleados de la construcción, pero también a trabajadores de oficios.

Intentos en la frontera

Autoridades estadounidenses lanzaron gas lacrimógeno hacia territorio mexicano durante las primeras horas del martes para repeler a unos 150 migrantes que trataban de saltar la valla fronteriza en Tijuana.

Un fotógrafo de The Associated Press fue testigo de al menos tres descargas de gas lanzadas hacia el lado mexicano de la frontera cerca de la playa. El gas afectó a los migrantes, incluidos mujeres y niños, así como a miembros de la prensa.

La Oficina de Aduanas y Protección fronteriza indicó en un comunicado que se lanzó el gas contra personas que arrojaban rocas desde el lado mexicano que impedían que los agentes ayudaran a niños que estaban siendo pasados por encima del alambre de púas. (Con información de AP)