México.- Con pesadas cruces a cuestas, decenas de iztapalapenses vestidos de nazarenos recorren las principales calles de los ocho barrios de la demarcación, como parte de la tradición del Viernes Santo en la 168 Representación de la Pasión de Cristo.

Desde las 08:00 horas, mujeres y hombres de todas las edades, enfundados en túnicas moradas con lienzos blancos, cordón a la cintura y en su mayoría descalzos, se dieron cita a un costado de la iglesia de San Lucas, para realizar la procesión en la que se colocan coronas de espinas y cargan al hombro cruces de hasta 120 kilos.

Para algunos, el cansancio y pesadez derivado de cargar una cruz mayor a su peso, representa el agradecimiento a Dios y a los Santos que los han ayudado a salir adelante.

Destinar 500 pesos en una cruz de madera de 85 kilos que carga al hombro, es poco dinero consideró Victor Miguel Santana, quien con 21 años de edad hace su primera procesión como nazareno en agradecimiento a Dios por haberle ayudado en la salud de su madre.

"Ella estaba muy mal y él me la levantó, por eso le agradezco" explicó el joven mientras arrastraba la cruz que sus familiares mandaron a hacer para este día.

Manuel tiene apenas siete años, pero su vocación e ilusión de convertirse en un futuro en el Cristo de Iztapalapa lo motivan a cargar una cruz de 18 kilos.

Aún con sandalias el infante sufre dolor de pies luego de que la víspera acompañó a Jesús de Nazareth, encarnado en Gilberto Morales, en su recorrido por los ocho barrios de la demarcación.

Su madre, Edith Juárez lo acompaña a lo largo de la procesión donde el menor soporta el peso y lo incómodo de llevar una cruz en la cabeza. "El quiere ser un día el Cristo y nosotros lo apoyamos", comentó.

Sofía Cerda tiene 16 años y ya lleva a cuestas una cruz de 40 kilos. Con sandalias y túnica blanca con lienzo morado, ella soporta la carga de la madera en agradecimiento por sobrevivir a un accidente hace un año.

Cansada se detiene por momentos para recibir agua de sus familiares, quienes este año la apoyaron en su decisión de ser nazarena. A ellos los acompañan decenas de habitantes de la demarcación, quienes vestidos como nazarenos continúan la tradición de cada año.

Refuerzan operativo de seguridad

El comandante en jefe de la corporación policiaca, Raúl Peralta Alvarado, detalló que a los 350 agentes judiciales desplegados este viernes se les sumarán 250 el sábado y se mantendrán en reserva otros 750 elementos por si son necesarios.

Indicó que todos los agentes que participan en este operativo visten pantalón negro tipo táctico y playera polo del mismo color con la leyenda Policía de Investigación, además, cada uno porta su arma de fuego y un candado de mano.

Peralta subrayó que se incrementó la presencia de los agentes principalmente en la zona céntrica de la demarcación y en el área donde se realizarán los recorridos, así como en los 10 puntos de revisión instalados.

'En esos puntos lo que vemos es que las personas que ingresen vengan de manera correcta, mostrando una actitud normal, y si detectamos a alguien que consideramos pudiera generar algún problema, procedemos a realizarle una revisión', explicó.

El jefe policiaco subrayó que hasta el momento la tradicional representación se desarrolla sin incidentes, toda vez que no han ocurrido disturbios de ningún tipo ni hechos delictivos.

Sugirió como medida preventiva a las personas que acudan a presenciar este evento que lo hagan sin traer objetos ostentosos.

En caso de algún incidente o denuncia, recomendó a los asistentes acudir con uno de los agentes judiciales que estarán desplegados, o en su defecto a las agencias del Ministerio Público móvil colocadas tanto en el Jardín Cuitláhuac como en Ermita Iztapalapa.