Es indignante la actitud asumida ante los migrantes haitianos varados en México, por el director del Instituto Nacional de Migración (INM), Francisco Garduño, quien afirmó que hasta en el cielo se tiene control migratorio, expuso Wilner Metelus.

El presidente del Comité Ciudadano en Defensa de los Naturalizados y Afromexicanos (CCDNAM), dijo que el funcionario debe renunciar, pues un personaje así no puede estar al frente del INM.

Recalcó que es inhumano el trato que están recibiendo los miles de haitianos que se encuentran en distintas entidades del país en su intención por llegar a Estados Unidos.

Para Metelus que lo que está ocurriendo, tanto en la frontera norte del país, particularmente en las inmediaciones de Ciudad Acuña, Coahuila, como en el sur, en Tapachula, Chiapas, es una crisis humanitaria y como tal debe de tratarse.

Por ello hizo un llamado a las organizaciones internacionales, como a las organizaciones de la sociedad civil que tienen como causa la defensa de los derechos humanos, a apoyar a esas personas que debido a la difícil situación que ocurre en su país, se han visto obligados a salir de su patria y, desde hace año se encuentran en condición de migrantes.

El también activista mexicano de origen haitiano manifestó su preocupación por la falta de solidaridad de la sociedad mexicana con esas personas que se encuentran en situación de vulnerabilidad.

Subrayó que los migrantes no representan ninguna amenaza para los ciudadanos mexicanos por lo que los deben dejar avanzar hacia el norte y cumplir su intención de llegar a Estados Unidos, sobre todo porque en Tapachula, donde los pretende concentrar el gobierno mexicano, ya que entraron por la frontera sur y es ahí donde tienen que darle seguimiento a su solicitud de refugio, no existen las condiciones para que permanezcan.

El activista solicitó, tanto al gobierno de México, como al de Estados Unidos, suspendan las deportaciones a Haití, ya que indicó, en esa nación no hay condiciones para retornar, tanto por cuestiones políticas, económicas, de seguridad y porque muchos de ellos llevan muchos años fuera de ese país.

Los haitianos solicitan que puedan dar seguimiento a su trámite de refugio en cualquier delegación del INM o de la Comisión de Ayuda a Refugiados (Comar) y no sólo donde comenzaron el trámite.

Además pidió que se suspendan las redadas a haitianos que se realizan en diferentes estados del país.

También solicitó ayuda del gobierno mexicano para buscar a 17 migrantes que se encuentran en calidad de desaparecidos desde el 17 de junio pasado.

Recordó que actualmente hay miles de haitianos en camino desde Sudamérica a México.

diego.badillo@eleconomista.mx