Al cierre del 2020, nuestro país contaba con un déficit de 101,458 elementos policiacos a nivel estatal, es decir, faltan 42% de las policías preventivas estatales necesarias para alcanzar el estándar mínimo de 1.8 policías por cada 1,000 habitantes.

A través del Modelo Óptimo de la Función Policial, un diagnóstico nacional sobre las policías preventivas de los estados realizado por el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, autoridades federales y locales dan cuenta que, hasta diciembre del año pasado, a lo largo de las 32 entidades del país se contabilizaban 123,070 policías preventivos, lo cual resulta en 0.96 policías por cada 1,000 habitantes.

Esto último significa que las entidades locales requieren formar al menos 101,458 nuevos elementos para alcanzar el estándar mínimo de 1.8 policías por cada 1,000 habitantes (224,528 elementos a nivel nacional).

Según los datos del gobierno federal, al finalizar el 2020 se contaban con 130,136 policías, lo que daba una cobertura de 1.02 policías por cada 1,000 habitantes, sin embargo, de estos elementos, 127,840 (98%) habían sido evaluados en control de confianza y 7,066 (6%) obtuvieron resultado no aprobatorio, por lo que el estado de fuerza real operativo era de sólo 123,070 elementos, cifra que indica que el país tiene poco más de la mitad de los policías preventivos estatales que debería tener (58 por ciento). 

Situación por estado

De acuerdo con los datos del Secretariado Ejecutivo, la CDMX es la única entidad del país por arriba del estándar internacional con 4.41 policías por cada 1,000 habitantes. Por debajo del estándar, le siguen Yucatán con 1.64 y Tabasco, con 1.47.

Asimismo, la información resalta que la ley vigente marca que todo aquel elemento operativo en activo de la policía preventiva estatal deberá contar con resultado aprobado y vigente en las evaluaciones en materia de control de confianza. 

Aquellos elementos que cuenten con resultado no aprobatorio deberán separarse de toda actividad operativa o con acceso a información sensible, y deberán ser dados de baja previa indemnización.

Ante éste último supuesto, 7,066 elementos fueron destituidos a nivel nacional. Las entidades con más casos fueron: Guerrero (27%); Zacatecas (25%) y Tabasco (18 por ciento).

Por otra parte, la información del Secretariado indica que en materia de Certificado Único Policial, 68% de los policías preventivos del país cuentan con la certificación necesaria sobre el perfil; los conocimientos, la experiencia, las habilidades y las aptitudes necesarias para el desempeño de sus funciones.

Finalmente, el Secretariado apuntó que los gobiernos estatales deben hacer un esfuerzo por otorgar a sus elementos policiales preventivos en activo mejoras en prestaciones laborales mínimas para otorgar estabilidad, seguridad e igualdad de oportunidades en el empleo para fortalecer la vocación de servicio y el sentido de pertenencia a la corporación.

En salarios, los datos indican que, a nivel nacional, los policías mejores pagados se encuentran en San Luis Potosí, con una percepción neta promedio mensual de 21,090 pesos; seguido de Guanajuato con 20,000 pesos y Chihuahua con 18,094 pesos. Los peores pagados se encuentran en el estado de Chiapas con 6,357 pesos; Tabasco con 6,414 pesos y Morelos con 8,647 pesos.

maritza.perez@eleconomista.mx