Durante la pasada administración, entre el 2013 y el 2018, la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) emitió 17 recomendaciones al Instituto Nacional de Migración (INM) por presuntas violaciones a los derechos humanos de migrantes.

Cabe señalar que en el sexenio de Enrique Peña Nieto es cuando se impulsó el Plan Frontera Sur con el propósito de controlar el flujo migratorio de Centroamérica hacia Estados Unidos.

En el 2014 se reformó el Reglamento de la Ley de Migración a fin de establecer las bases del Servicio Profesional de Carrera Migratoria, para promover la profesionalización de los servidores públicos del INM y fortalecer la eficiencia institucional.

Sin embargo, en algunas de las recomendaciones de la CNDH, las violaciones a derechos humanos fueron cometidas dentro de las estaciones migratorias y van desde la discriminación y violaciones a la seguridad jurídica, hasta detenciones de menores de edad.

En la última recomendación emitida al INM el año pasado, el organismo denunció las agresiones cometidas por dos guardias de seguridad privada que tenían a su cargo el resguardo de la estación Mexicali quienes golpearon a un migrante, causándole lesiones, entre ellas una fractura de costilla.

Mientras que en el 2017 la CNDH denunció las violaciones cometidas contra 17 adolescentes de entre 12 y 17 años de edad en la estación migratoria de Puebla en donde guardias de seguridad privada condujeron a los menores a una habitación para realizarles una revisión corporal donde les ordenaron desnudarse y hacer sentadillas. Durante la “revisión” no estuvo presente algún funcionario migratorio.

Mientras que el pasado lunes un tribunal solicitó al INM elaborar medidas para que los menores de edad no permanezcan en la estación migratoria Las Agujas localizada en la alcaldía Iztapalapa, en donde hace tres semanas se registró la muerte de una menor de edad de nacionalidad guatemalteca.