Michoacán, el principal productor de hierro del país, que genera 39% del total nacional, en promedio pagaba al narco 82 millones 720,066 pesos anuales por la explotación de este mineral. Ahora estos recursos son canalizados para los grupos de autodefensa.

De acuerdo con información de empresarios mineros del estado, quienes hablaron en condición de anonimato, por cada tonelada de hierro le pagaban al crimen organizado 2 dólares. Tan sólo en diciembre del año pasado Michoacán produjo 561,907 toneladas de mineral, según cifras del Instituto Nacional de Estadística y Geografía. Anualmente en promedio este estado produce 3 millones 181,541 toneladas de hierro.

Aparte de que cobraban el mineral (el crimen organizado), a veces también lo robaban, como en Aquila, para luego venderlo por su cuenta. Por ejemplo, en Aguililla y Arteaga es diferente, porque hay muchas personas que sacan el mineral de manera ilegal y a ellos les cobraban la mitad de la utilidad; es decir, si tenías una ganancia de 80 dólares, te cobraban la mitad Los Templarios. Ahora esa cuota se les da a los comunitarios, pero es para la causa; para mantener el movimiento , indicó un empresario.

Otro en Agulilla relató que el crimen organizado mató a varias personas que no se dejaron extorsionar, entre ellos un minero en la comunidad de La Lajita, municipio de Tumbiscatío, ellos mataron a Baltazar Ponce Guadarrama, que era de minas Faraón, ellos lo mataron en octubre del año pasado .

Por su parte, Carlos Pavón Campos, secretario general del Sindicato Minero Napoleón Gómez Sada, afirma que no sólo los mineros en Michoacán padece de las extorsiones, y pone el caso de Frenillo, Zacatecas, donde dice bajaba gente armada por el mineral. Mientras que ha habido casos de asesinatos, como en Parral, Chihuahua, donde mataron a un gerente de una minera que no se dejó extorsionar.

La Cámara Minera de México no ha querido dar pronunciamiento alguno sobre las extorsiones que padecen los empresarios agremiados a esta Cámara, ya que aparte de las presiones del crimen organizado, explican también temen las represalias del gobierno por denunciar y hacer pública la situación en la que se encuentran.

Michoacán es un estado que además de hierro también produce 23 toneladas anuales de oro; 560 de plata; 1,050 de cobre; así como minerales no metálicos como calcita, caliza, cantera, grava, tezontle, entre otros.

En el 2010 la Procuraduría General de la República (PGR) y la Policía Federal, mediante una operación encubierta, identificaron la forma en que colaboraban los delincuentes con los chinos para la extracción ilegal del mineral, bajo las órdenes de Servando Gómez Martínez, alias La Tuta.

Derivado de esa operación hubo personas detenidas y el aseguramiento de cuentas bancarias utilizadas para blanquear los fondos.

En el 2010 con el grupo criminal La Familia Michoacana, que en ese momento era el grupo criminal que mantenía el control en el estado, el gobierno detectó que existía un importante movimiento de dinero en efectivo, el cual podría no estar relacionado con el tráfico de drogas. Los reportes en campo indicaban que los delincuentes habían diversificado su actividad criminal hacia la actividad minera.

La Unidad Especializada en Investigación de Operaciones con Recursos de Procedencia Ilícita y de Falsificación o Alteración de Moneda (UEIORPIFAM), de la Subprocuraduría de Investigación Especializada en Delincuencia Organizada (SIEDO), la Secretaría de Hacienda y varias divisiones de la Policía Federal llevaron a cabo un trabajo mediante el cual se identificó el movimiento de 90 millones de pesos entre cuentas bancarias, dinero que después se confirmó era resultado de la actividad ilegal minera en la zona.

[email protected]