El gobierno de la Ciudad de México busca plantear que en el 2016, en el seno de la Reunión Nacional de Seguridad, se implemente la Norma Oficial Mexicana (NOM) para frenar la venta indiscriminada de uniformes oficiales , incluyendo los de campaña de corporaciones policíacas, insignias o fornituras. Además, en el Distrito Federal se implementará la placa para escoltas y promover elevar las penas al delito de usurpación de funciones .

De acuerdo con el jefe de gobierno, Miguel Ángel Mancera, estadísticas de la Secretaría de Seguridad Pública (SSPDF) y averiguaciones de la Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal (PGJDF) exponen que no pasa un mes que no sea detenida una persona portando un uniforme oficial, fornitura, placa o identificación de alguna corporación federal o local, quienes incurren en usurpación de funciones .

El tema ha sido abordado en la Reunión Nacional de Seguridad, pues no sólo en la ciudad de México, sino en otras entidades federativas, se dan ese tipo de casos. Sin embargo, Mancera Espinosa declinó indicar si se trata de grupos del crimen organizado o delincuentes pero agregó que en la capital del país no se permitirá este tipo de casos, como ha ocurrido en algunos intentos de desalojo .

Debido a esto es que el gobierno capitalino busca elevar las penas para quien incurra en usurpación de funciones, porte uniformes e insignias pirata, así como implementar a los fabricantes la NOM, porque la venta de uniformes tipo camuflaje de forma indiscriminada, aditamentos de las corporaciones policíacas y las escoltas patito va camino a convertirse en un grave problema nacional.