El mandatario Enrique Peña anunció ocho medidas anticorrupción, como la presentación por parte de funcionarios públicos, a partir de mayo, de una declaración en la que expongan si están propensos a caer en un conflicto de interés. De manera adicional, instruyó una investigación sobre la compra de casas y la relación con contratistas.

Al presentar a Virgilio Andrade como secretario de la Función Pública (SFP), Peña explicó que los funcionarios federales deberán presentar una declaración sobre posibles conflictos de interés, para detectar si existe una influencia indebida en las decisiones que éstos tomen.

La declaración -cuya actualización será anual- deberá contener las actividades profesionales del servidor, su participación en empresas, la existencia de deudas o bienes propios, de su cónyuge o dependientes económicos, así como las causas que considere pueden existir para caer en conflicto de interés.

Asimismo, se creará una unidad especializada de la SFP sobre ética y prevención de conflictos de interés; será responsable de determinar la existencia de conflictos de interés, dictar medidas preventivas y, de ser el caso, velar por que se apliquen sanciones.

También anunció como parte de las medidas -que serán acompañadas por la OCDE- protocolos de contacto entre particulares y funcionarios responsables de decidir en los procedimientos de contrataciones públicas, licencias, concesiones y permisos.

Además, que todas las dependencias y entidades de la administración pública federal tendrán hasta abril para identificar y clasificar el nivel de responsabilidad de funcionarios que intervengan en esos procesos; en tanto, la SFP integrará un registro y los certificará sobre su desempeño.

Finalmente, el gobierno acelerará la operación de la Ventanilla Única Nacional; publicó el decreto para incorporar los trámites federales en formatos digitales a través del portal www.gob.mx, y anunció que la lista pública de proveedores sancionados por el gobierno incluirá ahora la causa de la sanción.

Peña también instruyó una investigación sobre los contratos otorgados por dependencias a empresas que celebraron compraventa de inmuebles con su esposa, el secretario Luis Videgaray, y él mismo, cuyas conclusiones serán analizadas por un panel de expertos, designados por la Secretaría de la Función Pública.

Aseguró que las contrataciones se sujetan a los procedimientos que marca la ley, y que en ninguno de éstos participa el Ejecutivo. El presidente no otorga contratos, no adjudica compras, ni obras, tampoco participa en ningún comité de adquisiciones, arrendamientos o servicios , argumentó.

En tanto, Virgilio Andrade -ex consejero del IFE y ex titular de la Cofemer- anunció que se fortalecerán acciones preventivas, oportunidades de mejora, y en su caso correcciones que se sustenten en prácticas internacionales en materia de fiscalización y en las experiencias que arrojen los resultados de la cuenta pública.

Haremos énfasis en reforzar reglas y condiciones vinculadas con contrataciones públicas, con proveedurías y con procedimientos de queja y de sanción , anunció el nuevo funcionario.

Virgilio Andrade

Asume titularidad de la Función Pública

El presidente Enrique Peña Nieto nombró mismo a Virgilio Andrade como nuevo Secretario de la Función Pública, dependencia que desde el inicio del sexenio tuvo a Julián Olivas como encargado de despacho.

En su primer discurso como titular de la SFP, Andrade dijo que promoverá la consolidación de una administración cercana y moderna, que se integre por tres ejes fundamentales: un gobierno eficaz, apegado a la legalidad, y transparente de frente a los ciudadanos.

Atajó que como parte de dichos ejes vertebrales , la Secretario de la Función Pública también habrá de privilegiar la orientación a los servidores públicos para que todas sus acciones vayan encaminadas a conseguir los resultados que particularmente han sido mencionados en la instrumentación de las reformas y en los 95 programas que integran el Plan Nacional de Desarrollo.

Más tarde se reunió con el secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, quien en su calidad de coordinador del gabinete entregó la oficina, dado que no había secretario.

Andrade expuso que tiene encargos específicos del presidente sobre la investigación a sus propiedades y, para continuar la labor de la SFP, para cerrar los espacios al ejercicio indebido de la labor pública por parte de los servidores, y al mismo tiempo, impulsar los ejes principales: el gobierno eficaz y el gobierno transparente . (Jorge Monroy)

mauricio.rubi@eleconomista.mx