Cuernavaca, Mor. La Fiscalía General del Estado de Morelos informó que no tiene averiguaciones previas ni denuncias iniciadas por delincuencia organizada o narcotráfico contra Federico Figueroa, hermano del fallecido cantante Joan Sebastián, ni contra los hermanos Julio y Roberto Yañez, autores del triunfo de Cuauhtémoc Blanco en Cuernavaca.

Este jueves, Federico Figueroa se presentó voluntariamente en la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada (Seido) de la PGR para rendir declaración en calidad de testigo, luego de que el gobernador de Morelos, Graco Ramírez, lo acusó de ser interlocutor del grupo criminal Guerreros Unidos. El autodenominado representante artístico y empresario abandonó las instalaciones de la PGR, una vez rendida su declaración.

En ese marco, la fiscalía de Morelos hizo una revisión en las carpetas de investigación y determinó que no existe ninguna denuncia contra Figueroa, como tampoco averiguaciones de oficio por ningún delito en su contra. La fiscalía informó que Figueroa se presentó a declarar el año pasado también en calidad de testigo, sin que la dependencia le haya fincado alguna responsabilidad.

El gobierno de Morelos ha manifestado que identifican a Figueroa como integrante del grupo criminal de Guerreros Unidos, además de que en distintas fechas los grupos antagónicos del crimen han dejado advertencias para Figueroa en narcomantas, exponiéndolo como jefe de dicho cártel.

Las primeras narcomantas que lo mencionaban como jefe de los GU fueron localizadas por la autoridad en mayo del 2014; la siguiente en septiembre del 2015 y, la única firmada por los Rojos (el otro grupo criminal que disputa la región) fue encontrada el 10 de septiembre del 2015 en la autopista Cuernavaca-Acapulco.

Pese a ello, ni la autoridad estatal ni la federal han tenido hasta este momento suficientes elementos para proceder en contra del empresario que en identifican como intermediario de Guerreros Unidos ante los gobiernos, a los cuales se acerca bajo el amparo de su actividad de representante de artistas para los palenques.

Los Yañez

La fiscalía de Morelos informó de una situación similar a la de Figueroa respecto de los hermanos Julio y Roberto Yañez el primero, actual diputado local, y el segundo, actual secretario de Gobierno del ayuntamiento de Cuernavaca, a quienes también se les expuso como cercanos a Figueroa, a través de Carlos de la Rosa Segura, nombrado esta semana secretario de Seguridad Pública de Cuernavaca.

Entrevistado por El Economista, Roberto Yañez negó tener nexos con el crimen organizado así como amistad con Federico Figueroa. Afirmó estar dispuesto a acudir ante cualquier autoridad e incluso a que sean revisadas sus cuentas bancarias y la sábana de su número telefónico que tiene desde hace seis años, lo cual dijo demostraría que nunca ha hecho una llamada a Figueroa.

Yo no sé si el señor (Federico Figueroa) se dedique a algo ilícito o no; segundo, no lo conozco. Yo he tenido mi teléfono celular en los últimos seis años, sería muy fácil para la autoridad decirme si he tenido contacto telefónico con él. Ya no depende de mi dicho. Yo no tengo ningún problema con ponerme a disposición de la autoridad , aseveró.

Roberto Yañez dijo que actualmente cuenta con dos amparos, y una investigación en sigilo que solicitó a un juez federal para que se determine si es investigado por algún delito federal.

Con el tema, el cual se me pretendía relacionar, el crimen organizado, es algo totalmente distinto. Entonces metí una (un amparo) para cualquier orden de aprehensión que existiera o se hubiera creado en mi contra estos días, y otra por cuestiones políticas que me fueran fabricadas, y una investigación en sigilo, mediante la cual se le pide al juez federal investigue si mi persona tiene alguna cuenta pendiente con la justicia municipal, estatal o federal. Estamos en espera de los informes que recabe la autoridad y si hubiera algo, me voy a poner a disposición de las autoridades , afirmó.

Dijo que promovió los dos amparos, no por tener alguna relación con el crimen organizado sino por temor a que lo fueran a detener durante el pasado proceso electoral en el que participó en la campaña de Cuauhtémoc Blanco.

Piden justicia

Marchan familiares de Gisela Mota

Temixco, Morelos. UNOS 1,300 habitantes, amigos, familiares y simpatizantes de la alcaldesa asesinada, Gisela Mota, marcharon este jueves por calles de este municipio para demandar a las autoridades detener a los autores intelectuales del crimen, y que garanticen la seguridad en el ayuntamiento.

Fueron vestidos de blanco y con una rosa blanca en la mano la mayoría de los militantes sobre la autopista Taxco-Cuernavaca, desde la Iglesia de Acatilpa hasta la Presidencia Municipal de Temixco, donde guardaron un minuto de silencio y gritaron justicia al unísono.

La señora Juana Ocampo, madre de la alcaldesa asesinada, pidió no criminalizar a su hija, pues dijo que no tenía ninguna relación con ningún grupo del crimen organizado. Dijo que aún tiene confianza en que la Fiscalía de Morelos aclare quién ordenó el asesinato de su hija, y concluya con la sentencia del caso. Dijo conocer que algunos legisladores solicitaron a la PGR que atraía la investigación del caso, aunque –dijo– sería lo mismo.

Se está pidiendo eso. Es que es lo mismo, porque hemos visto otros casos, como el de los jóvenes ?desaparecidos de (Ayotzinapa) que (la PGR) no ha dado resultados. Casi no confiamos en nadie, la verdad , dijo la madre de la alcaldesa perredista Gisela Mota.

Apoyados por otras organizaciones sociales, este viernes los familiares de la alcaldesa asesinada encabezarán otra marcha, ahora por calles de Cuernavaca, con la misma demanda.

[email protected]