La Fiscalía Especializada para la Atención de Delitos Electorales (Fepade) espera la documentación proveniente del Instituto Nacional Electoral (INE) sobre el gobernador de Nuevo León, ahora candidato independiente a la presidencia, Jaime Rodríguez Calderón, “El Bronco”, para avanzar en la investigación que lleva a cabo sobre la presumible falsificación de firmas por parte del aspirante a Los Pinos. 

“Nosotros, es público que hemos recibido una denuncia por parte del Instituto Nacional Electoral (INE) por actos presuntamente ilícitos por la recolección de firmas, estamos en espera de la documentación complementaria. Quiero decirles que este es un proceso de carácter permanente continuado, iniciamos con firmas que nos presentaron alteradas para candidaturas independientes”, afirmó el titular de la Fepade, Héctor Marcos Díaz Santana. 

En conferencia de prensa, el fiscal recordó que hace algunos días se logró la vinculación a proceso de los auxiliares de dos aspirantes a diputaciones federales por la vía apartidista, al tiempo que detalló que los avances en la investigación sobre El Bronco dependerá de la documentación que reciban del INE.

“Estamos a la espera, ustedes saben que son miles de firmas las que tienen ellos registrados, tenemos que iniciar ese procedimiento, tenemos que investigar, no podemos definir fechas y, quiero ser muy claro que la materia de jurisdicción electoral va a una vía y la penal es otra”, comentó. 

Díaz Santana refirió que no se realizarán “juicios de valor” sobre el otorgamiento de las candidaturas presidenciales otorgada por el máximo órgano electoral, en el caso de Margarita Zavala, y de "El Bronco", por el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Nación. 

“Nosotros como responsabilidad primordial debemos de garantizar, digamos, que nuestra competencia sea eficaz, pero también en este ámbito tenemos que ser muy respetuosos de la resoluciones de las instituciones electorales”, dijo. 

USO DE PROGRAMAS SOCIALES

El fiscal especializado, mencionó por otra parte, que la Fepade se ha “ocupado” en el actual proceso electoral de vigilar la utilización de recursos públicos por parte de instituciones hacia las campañas electorales.

“En particular, estamos trabajando en prevenir la comisión de delitos derivado de los programas sociales, es decir, los programas sociales no tienen porqué presionar a los ciudadanos para que voten por partidos políticos y candidatos”, concluyó.