El titular de la Fiscalía General de la República, Alejandro Gertz Manero, dijo tener la certeza de que ninguno de los delitos que se le imputan al exdirector de Petróleos Mexicanos, Emilio “L”, ha prescrito. Asimismo, negó que la Fiscalía le haya dado beneficios especiales para que lograra permanecer en libertad, descartó que éste pueda ser absuelto de cargos, y dijo que sus bienes garantizan, en parte, la reparación del daño contra Pemex.

Gertz sostuvo que él mismo cuidó el expediente, desde la reactivación de la investigación por los casos Odebrecht y Agro Nitrogenados, el proceso de extradición, y ahora el procesamiento de la denuncia en la que Emilio “L” señaló al expresidente Enrique Peña Nieto y al exsecretario de Hacienda, Luis Videgaray, de ordenarle dispersar sendas cantidades de dinero.

“Se ha hablado mucho sobre la prescripción de los delitos, que si los delitos electorales están prescritos (...) Nosotros tenemos la certeza de que no hay prescripción, porque sería un trabajo inútil, y además sería ponerse en ridículo salir a defender un tema que sabemos que legalmente va a tener un problema de nulidad en el momento que nosotros judicialicemos”, sostuvo.

Al participar mediante videoconferencia en el seminario “El caso Lozoya. Un diálogo con Alejandro Gertz Manero”, organizado por el Colegio de México, defendió que la Fiscalía le haya permitido al exdirectivo de Pemex ser un testigo colaborador.

“Es una oportunidad para que la justicia vaya al fondo del asunto. Si en eso este individuo va a generar esa posibilidad, no yo, la ley le permite al Ministerio Público dar facilidades para obtener la información. Eso no significa que se le haya excluido de responsabilidad, no significa que se le haya dado algo que no esté dentro del marco legal que nos asiste (...) No lo vamos a proteger, al contrario. No le estamos ayudando, le estamos ayudando al Estado mexicano.

“No se le ha dado ningún beneficio procesal que no tenga en ese sentido, el procedimiento sigue y se tiene que defender, y tiene los meses que ya le dio el juez para esta tarea. (...) Y sí nos está dando el resultado que yo esperaba que se obtuviera: que se supiera lo que se ha sabido en otros países como Perú, Ecuador, donde este asunto (el caso Odebrecht) ha ido al fondo”.

Destacó que el criterio de oportunidad tiene la condición de garantizar la reparación del daño, por lo que indicó que las propiedades de Emilio “L” pueden cubrir todo o parte del daño patrimonial contra la empresa petrolera.

“El daño (contra Pemex) está establecido con toda precisión. Los peritajes, las denuncias, los elementos de prueba para establecer el daño patrimonial que sufrió el Estado en una compra que no debió haber hecho (la planta de Agro Nitrogenados), están establecidos con absoluta precisión.

“A ese señor se le han asegurado todos los bienes a los que hemos tenido acceso, y se le siguen asegurando bienes en Europa y en todos lados, a quienes están vinculados con él, porque si no hay reparación del daño, no hay justicia”.

Alejandro Gertz Manero afirmó que al exdirectivo de Petróleos Mexicanos no se le restarán los delitos que actualmente enfrenta (operaciones con recursos de procedencia ilícita, asociación delictuosa y cohecho), e incluso podría enfrentar delitos adicionales conforme avancen las investigaciones.

Sin mencionarlos por su nombre, el fiscal reiteró que Enrique Peña Nieto y Luis Videgaray serán investigados si lo ameritan las pruebas que Emilio “L” ofreció, e incluso también podrán ser llamados a declarar.

“Yo voy a mandar esto hasta donde la ley me lo permita. (...) Van a ser investigados todo los que han sido señalados, en el caso de que las pruebas que presentan lo ameriten”.

Gertz Manero dijo no tener información de que el acusado haya promovido hasta el momento acciones legales para recuperar bienes que le han sido asegurados (dos residencias, una en la Ciudad de México y otra en Ixtapa, Guerrero, así como cuentas bancarias). Y aclaró que si esa gestión se realiza, Emilio “L” no podría garantizar la reparación del daño, y por lo tanto no podría continuar bajo la figura de testigo colaborador.

El titular de la FGR consideró que las implicaciones del caso revelaron “un pacto de colusión y de impunidad que era verdaderamente la dictadura perfecta”, y que el proceso penal definirá si hay un cambio en la justicia o no en México.

“Lo que nosotros tenemos que ver es si esto ya se puede cortar de raíz. Esta es la oportunidad de ver si realmente estamos frente a un cambio, o las estructuras y el sistema finalmente van a prevalecer, y no nos va a acabar atropellando. Muchos de nosotros hemos tratado de luchar en un sistema y éste ha acabado siempre por triunfar.

“¿Podremos abrir ese camino y podrá haber ese cambio para nosotros? Finalmente, los que vamos a un juicio y a una valoración, somos todos los que estamos actuando en esto, es el poder público, es la sociedad, somos los que hemos trabajado en la academia, y en eso todos nos vamos a encontrar con nuestra realidad, cualquiera que sea. Yo tengo ahorita esta responsabilidad y la voy a llevar hasta donde las circunstancias y la ley nos los permitan”, expuso.

Expresidentes, que declaren: AMLO

Luego de las revelaciones hechas por Emilio “L” en las que señala a Enrique Peña Nieto, el mandatario Andrés Manuel López Obrador dijo que, junto al exmandatario priista, el expresidente Felipe Calderón, el exsecretario de Hacienda, Luis Videgaray, y todos aquellos involucrados en la denuncia, tendrán que ser citados a declarar.

Aunque, afirmó, ello no los hace culpables, ya que el exdirector de Pemex debe presentar pruebas sobre las acusaciones.

En conferencia de prensa matutina, el mandatario mexicano también sostuvo que si Peña Nieto y Felipe Calderón deben de ser juzgados, es un tema que a él no le corresponde y que ello se debe consultar a la ciudadanía y, de hacerlo, abarcar hasta el sexenio de Carlos Salinas de Gortari.

“Creo que lo mejor es que se conozca todo, que la gente sepa qué sucedió y que la gente decida si se juzga a los expresidentes”. (Maritza Pérez)

politica@eleconomista.mx