En México sólo 41.2% de los médicos están capacitados para detectar en las mujeres algún tipo de violación a sus derechos, como abuso sexual, psicológico, intrafamiliar, entre otros, para reportarlo al Ministerio Público, exhibió Carlos Javier Echarri, investigador del Colegio de México.

Durante el Conversatorio Soluciones a la Violencia contra las Mujeres, por un alto a la violencia de género en el ámbito público y privado, la cuarta visitadora general de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), Norma Inés Aguilar León, advirtió por su parte, sobre la necesidad de actuar frente a la violencia feminicida, pues ésta anula todos los derechos de las mujeres al representar la violencia más extrema, que se constituye por abusos psicológicos, físicos y/o sexuales.

Las acciones constitutivas de la violencia feminicida se cometen de manera sistemática y subsisten en buena medida por la impunidad , sentenció Aguilar León.

En este espacio, la abogada general de la UNAM, Mónica González Contró, señaló que las principales víctimas de la violencia de género en las universidades son las mujeres. Pormenorizó que en la institución que representa legalmente, la Unidad de Atención a Quejas y Denuncias y las Oficinas Jurídicas, tramitó 396 quejas por acoso, abuso y hostigamiento sexual, discriminación, violencia de género, actos inmorales y violación durante el periodo comprendido del 2003 a marzo del 2016.

Indicó que desde agosto de este año a la fecha se han registrado 81 casos de violencia de género, los cuales van en aumento porque las mujeres se acercan más a denunciar.

Carlos Javier Echarri destacó que para que México cuente con políticas públicas eficientes y efectivas es necesario tener datos duros que permitan saber las dimensiones de la violencia contra las mujeres. Agregó que las entidades donde se registran más casos son Chihuahua, Estado de México, Guerrero, Tamaulipas y Oaxaca.

Por su parte, la directora general de Transversalización de la Perspectiva de Género del Instituto Nacional de las Mujeres (Inmujeres), María Guadalupe Díaz Estrada, indicó que una forma de visibilizar la violencia extrema contra las mujeres es a través de las alertas de género en los estados del país, pues se trata de un problema que impide el desarrollo y progreso del país.

Dijo que falta mucho por hacer, pues en varios lugares las muertes de mujeres no se resuelven porque persiste la impunidad en 92% de los casos y no existen líneas de investigación de los hechos. Algunos estados nunca registran feminicidios, porque no cuentan con los elementos de tipo penal para sancionar o castigar este delito; de ahí la urgencia de tipificar tales elementos.

[email protected]