A pesar de la creación de los sistemas nacionales de Transparencia y de Anticorrupción, México se mantuvo estancado en el Índice de Percepción de la Corrupción 2015, herramienta elaborada por Transparencia Internacional (TI), la cual coloca a la nación en una escala de serios niveles de esta mala práctica.

Recientemente dado a conocer por Transparencia Mexicana (TM), el índice coloca al país con una puntuación de 35 en una escala que va de cero (altos niveles de corrupción) a 100 (bajos niveles de corrupción); ésta es la misma puntuación que obtuvo en la edición anterior.

En el 2014 y el 2015, el Congreso de la Unión aprobó las reformas constitucionales que crearon los sistemas nacionales de Transparencia y de Anticorrupción, lo que, en opinión de Transparencia Mexicana, podría haber contribuido a una mejor evaluación internacional.

Sin embargo, escándalos en la opinión pública como Ayotzinapa, la llamada casa blanca, Oceanografía, OHL, acusaciones contra los exgobernadores de Aguascalientes, Coahuila, Guerrero, Nuevo León, Sonora, Tabasco, entre otros, hicieron imposible que dichos cambios institucionales tuvieran un efecto positivo en el Índice de Percepción de la Corrupción.

México sólo podrá mejorar su calificación en este índice si se implementan las reformas en materia de transparencia y anticorrupción y muestran ser eficaces para seguir ampliando la información pública y reducir la impunidad en los delitos asociados con corrupción en el país , refiere Transparencia Mexicana.

La percepción sobre la corrupción en la República Mexicana se mantiene por detrás de sus principales competidores económicos, pues, entre las 34 economías que integran la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), volvió a ubicarse en el último lugar y le separan 86 y 79 lugares de sus principales socios económicos, Canadá y Estados Unidos, respectivamente.

Esta organización civil, de la mano con el Instituto Mexicano para la Competitividad (Imco), documentó que, en el 2010, 14% de los ingresos de un hogar mexicano fue destinado al pago de mordidas.

En esta línea, el Índice de Competitividad Internacional 2015. La corrupción en México: Transamos y no avanzamos , realizado por el Imco, indica que México avanzó una posición del lugar 37 al 36, de 43 países. Sin embargo, persisten importantes rezagos, sobre todo en Estado de derecho (lugar 40), sectores precursores de clase mundial (38) y sociedad incluyente, preparada y sana (37).

[email protected]