En los primeros minutos del 1 de diciembre, Felipe Calderón entregó la bandera de México a Enrique Peña Nieto, acto que simbolizó la traslación de la custodia del lábaro patrio y del mando de la fuerza pública.

Durante una ceremonia inédita celebrada en el Palacio Nacional, Calderón y Peña bajaron la escalera rumbo al patio central, donde ya los esperaba el gabinete entrante y el saliente.

Calderón portó la banda presidencial, tomó la bandera de manos de un cadete militar y la entregó a Peña Nieto. Enseguida se entonó el Himno Nacional.

La banda presidencial la entregará el michoacano este 1 de diciembre a Enrique Peña Nieto en una ceremonia protocolaria en la Cámara de Diputados, donde el priísta rendirá protesta como Presidente de la República.

GALERÍA: Peña Nieto recibe bandera y toma protesta a su gabinete

Felipe Calderón salió de Palacio Nacional y Peña Nieto se quedó para tomar protesta al nuevo secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong; de la Defensa Nacional, Salvador Cienfuegos; Marina, Vidal Soberón, y al encargado de despacho de la Secretaría de Seguridad Pública, Manuel Mondragón.

Desde el primer minuto de este día ha entrado en funciones el nuevo gobierno de la República. Ha concluido así una transición gubernamental ordenada, legal y transparente , expuso Enrique Peña Nieto en un breve mensaje.

Este proceso ha contribuido a preservar la estabilidad política, económica y social de la Nación. México ha dado cuenta de madurez democrática y solidez institucional , afirmó.

tania.rosas@eleconomista.mx

klm