El Banco de México (Banxico) endurece los criterios de comunicación en las redes sociales para los servidores públicos que forman parte de la institución, pues sostiene que pueden adquirir notoriedad pública, trascender al ámbito público y ser asumidos por la sociedad como posturas oficiales.

En un artículo publicado en el Diario Oficial de la Federación del viernes 20 de marzo, precisaron que los servidores públicos del banco central deben abstenerse de publicar, compartir o hacer referencias directas o indirectas a la información relacionada con el desempeño de su función, cargo o comisión.

Sobre todo si esta información ha sido clasificada como reservada, confidencial o si no ha sido difundida previamente por los canales institucionales.

Ahí mismo detallan que se suscribirán compromisos de confidencialidad para promover el adecuado manejo y cuidado de la información a la que tienen acceso con motivos de sus funciones. Compromiso que afirman se refrendará periódicamente en los plazos que el Banco determine.

Esta disposición que se adiciona al Código de Conducta del Banco de México, entrará en funciones a partir del día lunes 23 de marzo. Fue acordada el 26 de febrero de este año y resulta del trabajo dirigido por el Presidente de la Comisión de Responsabilidades, Javier Eduardo Guzmán Calafell.

Ni videos, ni audios pueden compartir

Ahí mismo precisan también que “para evitar posibles afectaciones al funcionamiento del Banco, o poner en riesgo la seguridad de sus instalaciones o de las personas debemos abstenernos de difundir imágenes, audios o videos de las mismas”.

Esto a menos que se cuente con autorización del área respectiva conforme a la normatividad aplicable, o que se haya hecho pública previamente por el Banco.

“También debemos abstenernos de difundir cualquier tipo de imágenes, audios o videos incluyendo los tomados durante las comisiones de trabajo que pudieran afectar la imagen institucional”.

Esta serie de criterios de comunicación, se adicionan a las disposiciones publicadas el 11 de febrero pasado, donde reconocían directamente que “Los miembros de la Junta de Gobierno están en pleno derecho de explicar sus puntos de vista de manera individual, considerando el beneficio de la Institución”.

Información de coyuntura económica u otra que pudiera considerarse sensible para los mercados financieros, deberán hacerlo ejerciendo prudencia en sus declaraciones y tomando en cuenta los mensajes institucionales”, detallaron entonces.

Y subrayaron que las presentaciones, documentos y cualquier otro medio en el que los miembros de la Junta de Gobierno plasmen sus comentarios o declaraciones a terceros o al público, deberán especificar que estos son exclusivamente a título personal y no representan necesariamente la opinión del cuerpo colegiado. Lo anterior, a fin de evitar confusión respecto de los mensajes institucionales.

Heath y Esquivel, rockstars de Twitter

Esta serie de observaciones se han interpretado como hechas a la medida para los dos subgobernadores de Banxico que tienen menos tiempo en la Junta de Gobierno, Gerardo Esquivel y Jonathan Heath, quienes son los únicos miembros del cuerpo colegiado, que son activos en la red social Twitter.

Gerardo Esquivel, se presenta en su cuenta de Twitter @esquivelgerardo como “Economista (UNAM, Colmex, Harvard). Menoscabador de fines. No se confundan, mi corazón late a la izquierda. Miembro fundador de @Ddeliberada. Cuenta personal”; y tiene 142,400 seguidores.

Mientras Jonathan Heath, que en su cuenta de Twitter @jonathanHeath54, tiene como texto introductorio o portada: “Todos mis tuits son estrictamente a título personal y no representan el punto de vista de Banxico. RT no significa avalar o endosar”, tiene 54,700 seguidores.

[email protected]