El Subgobernador del Banco de México (Banxico) Gerardo Esquivel puso en la mesa de debate en la red social de Twitter el tema de la desigualdad que se vive en México por diferencias étnico-raciales, con base en un análisis sobre cómo el tono de piel, la autoadscripción (el reconocimiento que hace la población de pertenecer a una etnia) y la lengua se asocian al "destino" económico de las personas en México.

El economista y académico compartió la publicación del profesor-investigador de El Colegio de México, Patricio Solís Gutiérrez, que detalla en un gráfico la distribución del índice de riqueza, según la combinación de autoadscipción étnico-racial, adscripción lingüistica a lenguas indígenas y tono de piel en personas de entre 25 y 64 años de edad.

En el gráfico publicado por Solís Gutiérrez y compartido por el Subgobernador del Banxico se muestran a las personas hablantes de lenguas indígenas, casi sin matices por otros rasgos. En el otro extremo, las personas que se autoadscriben como mestizas o blancas, no hablan ni tienen padres que hablan lenguas indígenas, y tienen el tono de piel más claro.

El académico del Centro de Estudios Sociológicos de El Colegio de México explicó en el hilo de la red de microblogging algunos detalles del gráfico y destacó que en algunos grupos, "como el de mestizos-blancos/no hablantes, se observa un gradiente importante por tono de piel. También se observa la asociación entre la pérdida de la lengua ("padres hablantes" vs. "hablantes") y la mejora en las condiciones económicas". 

"Una buena parte de esta desigualdad se explica por la acumulación histórica de desventajas asociada al racismo y la discriminación de generaciones pasadas, que se expresa en la asociación entre las características étnico-raciales y el nivel socioeconómico de la familia de origen", dijo escribió Patricio Solís Gutierrez.

El sociólogo comentó que estas ideas fueron desarrolladas inicialmente en el Informe Por Mi Raza Hablará la Desigualdad: El impacto de las características étnico-raciales en la desigualdad de oportunidades en México, realizado por Oxfam México, en colaboración con El Colegio de México; las cuales también son la base de un informe que actualmente trabaja Solís Gutiérrez con su colega Braulio Guémez y que presentará el próximo 22 de enero en la Universidad de Tokio, en Japón, donde se profundiza sobre las características étnico-raciales y desigualdad social. 

El informe publicado por Oxfam en agosto de 2019 apunta que las personas indígenas y las que tiene un color de piel oscuro enfrentan una acumulación de discriminaciones que tienen efecto sobre su vida y futuro.

Mientras el 10.4% de las personas indígenas y el 13.4% de las personas negras o mulatas alcanzaron ocupaciones como empleadoras o en la clase de servicios, el 25.7% de las personas mestizas y blancas lograron llegar a esas posiciones.

Según una encuesta del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), la discriminación racial en México disminuye las oportunidades laborales para las personas de tez morena.

De la población morena en el país, 7 de cada 10 afirmaron ocupar las plazas más bajas de la unidad económica para la que trabaja.

Para el Subgobernador del Banxico, Gerardo Esquivel, el tema de la desigualdad en México no es ajeno, ya que en 2015 publicó un estudio con Oxfam México, llamado Desigualdad Extrema en Méixco, Concentración del Poder Económico y Político.

En ese análisis, Esquivel destacó que "uno de los grandes problemas reside en que nuestra política fiscal favorece a quien más tiene. No es de ninguna manera progresiva y el efecto redistributivo resulta casi nulo. Por gravar consumo por encima del ingreso, las familias pobres, al gastar un porcentaje más alto de su ingreso, terminan por pagar más que las ricas".

Con información de Marisol Velázquez y Ana Karen García.

kg