Con el paso de los años la migración de familias hacia Estados Unidos se ha incrementado hasta alcanzar en la actualidad cifras récord.

Hasta el año pasado, las autoridades fronterizas de Estados Unidos habían aprehendido, en su intento de ingresar al país gobernado por el magnate inmobiliario Donald Trump, a 107,490 familias.

En comparación con el año fiscal 2013 (1 de octubre del 2012 a 30 de septiembre del 2013), cuando la Patrulla Fronteriza estadounidense detuvo a 15,056 familias, hubo un aumento de 613.9 por ciento.

De acuerdo con los registros de la Patrulla Fronteriza del vecino del norte, se contabiliza a una familia cuando el padre o tutor es detenido con algún miembro de su familia.

Desde el año fiscal 2013, el número de familias detenidas por las autoridades estadounidenses ha ido, en su mayoría, al alza. En el año fiscal 2014, se registraron 68,684 familias detenidas, un aumento de 356.1% en comparación con el año que le antecedió.

Para el 2015 se registró una baja en el número de familias detenidas al cruzar hacia Estados Unidos, con 40,053. En el 2016 el número volvió a crecer a 77,857 familias. Para el 2017 se redujo el número a 75,802, mientras que para el año fiscal pasado (107,490) el aumento respecto del 2017 fue de 41.8 por ciento.

Este martes, el Instituto Nacional de Migración (INM) informó sobre la repatriación de un grupo de 100 personas de nacionalidad hondureña, cuya mayoría viajaba en familia, y que no contaba con documentación para poder seguir su estancia en México.

Menores sin acompañante

Así como el caso de las familias, cada vez es más recurrente que se detengan a menores de hasta 17 años que viajan sin acompañante y que buscan cruzar hacia Estados Unidos, según apuntan los datos de la Patrulla Fronteriza estadounidense y del INM.

De acuerdo con la patrulla fronteriza, en el año fiscal 2018 (octubre del 2017 a septiembre del 2018), se detuvieron 50,145 menores en su intento por internarse a EU.

Esta cifra significó un aumento de 20.6% en comparación con la registrada por las autoridades estadounidenses en el año fiscal 2017, cuando detuvieron a 41,546 menores.

No obstante, en los últimos ocho años, entre el 2010 y el 2018, el mayor número de menores detenidos se registró en el 2014, cuando la Patrulla Fronteriza detuvo a 68,631 jóvenes de hasta 17 años.

Los datos no incluyen las nacionalidades de los menores y aún no están disponibles, de manera pública, las detenciones realizadas en 2019.

En este sentido, el INM lleva un registro de los menores no acompañados que fueron presentados ante el instituto y que buscan llegar a la frontera con Estados Unidos.

Entre enero y abril pasado, las autoridades mexicanas han tenido registros de 6,234 niñas y 9,265 niños que viajaban sin acompañante por el territorio mexicano. En el mismo periodo del 2018, se registró el paso de 3,454 niñas y 6,472 niños.

Es decir, en el primer cuatrimestre hubo un aumento de 80.4% en el número de niñas y de 43.1% en el número de niños migrantes.

[email protected]