El coordinador del PAN en la Cámara de Diputados, Marko Cortés, afirmó que el país ya entró en horas definitivas sobre el destino que tendrá en los próximos seis años.

Argumentó que el candidato presidencial de PRI, PVEM, NA, José Antonio Meade, “sólo administraría la mediocridad”, mientras que el candidato de Morena, PT y PES, Andrés Manuel López Obrador, es “un cambio pero en reversa”.

El legislador consideró que el candidato presidencial de su partido, Ricardo Anaya, “quiere el voto ciudadano para iniciar el cambio profundo de México”.

“José Antonio Meade sólo administraría la mediocridad, con Andrés Manuel se viviría un preocupante retroceso en México. Es el momento de que los ciudadanos reflexionen si le hacen caso a los disparates que ofreció en campaña el candidato de Morena o también aguantar otros seis años de ineficacia y corrupción galopante con el PRI”, destacó Marko Cortés Mendoza.

Sostuvo que Anaya Cortés, tiene “muy clara su estrategia en materia de seguridad, educación, salud, contra la corrupción, el proyecto del gobierno de coalición, el fortalecimiento de la economía, la oferta para los jóvenes y las mujeres”.

“Entramos a las horas definitivas de la decisión que definirá el presente y futuro de los mexicanos”, afirmó el diputado Marko Cortés, al señalar que el 1 de julio se decidirá si elegir el proyecto del PRI, “que significa más con lo mismo y los mismos, o los de Morena, que sin importar el color, condenan los actos de corrupción pero en su historial están completamente embarrados de los mismo y erigirse en agentes de un cambio pero en reversa”.

Al hacer un balance de los 90 días de campañas proselitistas por la Presidencia, Cortés Mendoza consideró que dicho proceso estuvo marcado por la utilización de las instituciones para beneficiar al candidato del PRI, aunque Meade no se pudo desligar de los actos de corrupción que se descubrieron en el actual sexenio.

Mencionó que en el caso de la campaña de Morena, hubo una serie de “ocurrencias y lugares comunes” del candidato López Obrador, que se alió –dijo- con figuras ligadas a la corrupción como Napoleón Goméz Urrútia, Néstora Salgado, Layda Sansores, Ricardo Monreal y Elba Esther Gordillo, enlistó.

“La corrupción es un tema nacional, cierto, pero es más grave que descubramos que está unida, a la campaña del candidato de Morena, quien quiso engañar la inteligencia colectiva al asegurar que pagó 3,000 pesos por un tabloide que en realidad costó ochenta centavos. Esto para alguien que pregona la pureza moral y repudia la corrupción solamente por fuera, es más que suficiente para darnos cuenta que todo él es un fraude; a Andrés Manuel perfectamente se le puede aplicar el dicho de ‘dime de que presumes y te diré de que careces’”, destacó.

Finalmente, el diputado Marko Cortés, defendió las propuestas en materia de jóvenes, salud, empleo, educación y economía que hizo el candidato presidencial de Ricardo Anaya, quien -dijo- “no solamente estuvo expuesto al golpeteo de una campaña sin sustento, con mucho ruido y llena de mentiras, al más viejo estilo del PRI, usando las instituciones en contra de sus enemigos políticos”, aseveró.

jmonroy@eleconomista.com.mx