Si el Congreso de la Unión aprueba el Proyecto de Presupuesto de Egresos de la Federación 2022 (PPEF) tal y como lo propuso el  Ejecutivo, el próximo año el Ejército tendrá control sobre 166,900 millones de pesos, lo que representa un aumento de 80% con respecto a lo pagado en el 2018, expuso Mariana Campos Villaseñor, Coordinadora del Programa de Gasto Público y Rendición de Cuentas de México Evalúa.

De acuerdo con el PPEF 2022, que está en proceso de análisis por parte de los legisladores, algunos organismos de seguridad aparentemente recibirán menos dinero, pero eso se compensa con el aumento de presupuesto en otros rubros de control militar, por lo que, en los hechos, el gobierno está fortaleciendo al Ejército, explicó la especialista durante su participación en la mesa de Parlamento Abierto que se llevó a cabo este viernes en la Cámara de Diputados.

Para el 2022, el gobierno propone asignar un presupuesto a  la Secretaría de la Defensa Nacional de 104,000 millones de pesos, lo que implica una reducción de 10.8% frente a lo aprobado el año pasado.

“Se podría pensar que este es el peor monto desde el inicio de sexenio; sin embargo, si consideramos que la Guardia Nacional en realidad es una extensión de la Sedena y, digamos, no la ponemos dentro de la Secretaría de Seguridad de Protección Ciudadana (…) la historia es complemente diferente”,  dijo.

De acuerdo con cálculos de México Evalúa, esta policía militar contará con recursos por 62,800 millones de pesos, es decir, casi 70% más que en 2021.

“Y al juntarse estos dos presupuestos tenemos que el próximo año, el Ejército controlará de facto 166,900 millones de pesos”, explicó.

La historia detrás de los números

“Creo que esta es la historia que podemos ver en el presupuesto. En el presupuesto de seguridad pública depende mucho de cómo decidamos nosotros clasificar esos recursos”, dijo.

Según la especialista, por el monto que estaría bajo control del Ejército, lo convertiría en uno de los proyectos más importantes  de la presente administración, a diferencia de lo que ocurre con los organismos de procuración de justicia.

“Este aumento presupuestal contrasta fuertemente con lo destinado a la Fiscalía General de la República”, dijo.

El presupuesto para esta institución se ha mantenido sin cambios. Para el 2022 se propone otorgarle 18,000 millones de pesos, un aumento de apenas 0.6% en relación con el año pasado. Y destacó que, según sus cálculos, además será inferior en casi 12% respecto a lo observado en 2015, que fue el presupuesto máximo que tuvo esta institución en la última década, cuando aún era Procuraduría General de la República (PGR).

Por su parte, la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana, bajo la dirección del Ejecutivo, tendrá 31,000 millones de pesos, es decir un crecimiento de 8 por ciento.

“Si nos ponemos a revisar el presupuesto que tienen las instancias militares o las instancias civiles, lo que nos damos cuenta es que a partir del 2018, hay una divergencia muy importante y hay un distanciamiento”, dijo.

ilse.santarita@eleconomista.mx