Luego de tres días de acaloradas discusiones, el pleno de la Cámara de Diputados aprobó, en lo particular, la Miscelánea Fiscal para el siguiente año, la cual trae consigo la obligación de que los mayores de edad se inscriban en el RFC, así como cambios en la deducibilidad de los donativos, entre otras modificaciones.

Con 274 votos a favor, 220 en contra y cero abstenciones, la Cámara Baja aprobó en lo particular el paquete de modificaciones fiscales y aceptó sólo siete reservas que fueron presentadas por los partidos de Morena y Partido Verde Ecologista de México (PVEM) de las más de 500 que se registraron en total.

El tema que más controversia generó, y causó una gran discusión y tardanza en el desahogo de las reservas, fue el cambio en la deducibilidad de los donativos, los cuales actualmente se pueden deducir hasta 7% de los ingresos de una persona física, además de las deducciones personales permitidas a estos contribuyentes, como gastos médicos, colegiaturas, entre otras.

A partir del siguiente año, los donativos entrarán dentro de la misma bolsa de las otras deducciones y, en total, no podrá exceder cinco UMA o 15% del total de los ingresos de los contribuyentes, lo que resulte menor.

“La aprobación de esta ley, así como la envía el Ejecutivo federal y avalada por la mayoría en la Comisión de Hacienda castiga matizando de corrupción a las donatarias autorizadas. Estas asociaciones civiles, a las que lapidarán eliminando el régimen fiscal para poder deducir impuestos son las AC que atienden o dan un servicio que el Estado no le interesa y/o no puede cubrir y al final afecta directamente a las personas más desprotegidas y más vulnerables de este país”, criticó la panista Sari Núñez Cerón.

En este sentido, Paola Tenorio, de Morena, contestó que las donatarias son un “negocio” que se usa sin piedad para hacerse de recursos y descartó una afectación a las donatarias, ya que los donativos que hagan los causantes seguirán siendo deducibles.

Asimismo, la obligatoriedad del RFC para mayores de edad generó críticas de que esta es una nueva herramienta de “terrorismo fiscal”, con la cual se buscará criminalizar a los jóvenes que, muchas veces, no cuentan con un empleo o ingresos.

Por ello, los diputados de Morena presentaron dos reservas para especificar que aquellos jóvenes que no cuenten con un empleo o ingresos deberán inscribirse al padrón como “sin actividad económica” para así no generar la obligación de presentar declaraciones, pagar contribuciones y, por lo tanto, no ser acreedores a sanciones que van desde los 3,870 a 11,600 pesos.

Los diputados ahora discuten la Ley Federal de Derechos, que debe ser aprobada en lo general y en lo particular antes de pasar a la discusión y aprobación de la Ley de Ingresos de la Federación para el 2022.

De acuerdo con la ley, la Cámara Baja tiene como fecha límite el 20 de octubre para turnar al Senado las minutas sobre la Miscelánea Fiscal, Ley Federal de Derechos y Ley de Ingresos; sin embargo, la sesión que continúa este miércoles es la que empezó el lunes 18 de octubre.

valores@eleconomista.mx