El gobierno de Estados Unidos, en coordinación con autoridades mexicanas, sancionaron a Raúl Flores Hernández e identificaron la estructura del cártel que dirige y el cual opera desde 1980 en Jalisco y la Ciudad de México.

La Oficina de Control de Bienes de Extranjeros (OFAC, por su sigla en inglés) del Departamento del Tesoro de la Unión Americana castigo también a 21 mexicanos y 42 empresas nacionales por apoyar a las actividades de tráfico de drogas.

El director de la OFAC explicó que el líder del Cártel Flores ha operado exitosamente por cerca de 40 años debido a su larga relación con otras organizaciones de tráfico de drogas, así como el uso de testaferros financieros para ocultar sus ganancias procedentes de la venta de narcóticos ilegales.

La oficina estadounidense señala que, aunque opera independientemente, Raúl Flores Hernández conserva alianzas estratégicas con los líderes del Cártel de Sinaloa y el Cártel Jalisco Nueva Generación, lo que ha permitido que su organización funcione desde la década de 1980 en Guadalajara, Jalisco, así como en la Ciudad de México.

Flores Hernández de 65 años enfrenta desde marzo del 2017, acusaciones por tráfico de cocaína en las Cortes los Distritos de Columbia y Sur de California en EU.

La Procuraduría General de la República (PGR) informó que Flores Hernández fue recapturado el 20 de julio en EU y posteriormente trasladado al país para ser puesto a disposición de un juez que le dictó prisión preventiva y se encuentra internado.

La organización criminal Flores está integrada por varios miembros de la familia Flores Hernández e incluye a socios de confianza, sobre los cuales él se apoya en gran medida para llevar a cabo actividades de tráfico de drogas y lavado de dinero.

La designación de OFAC incluye al futbolista profesional Rafael Márquez Álvarez, a Mauricio Heredia Horner y a Marco Antonio Fregoso González, quienes según la investigación actuaban en nombre del deportista; así como del cantante Julio César Álvarez Montelongo, conocido como Julión Álvarez.

Las 42 corporaciones sancionadas se distribuyen en los rubros de deportes, recreación, salud, rehabilitación, restaurantes, bares, hospitalidad, turismo, juegos de azar y producción de música.

Entre éstas destacan el Club Deportivo Morumbi, Asociación Civil; El Gran Casino en Guadalajara, Jalisco; Camelias Bar, SA de CV y Nocturnum Inc, S de RL de CV, que han dirigido populares bares y restaurantes en Guadalajara, un centro de rehabilitación deportiva, Prosport & Salud Imagen, SA de CV y una empresa de producción musical, Noryban Productions, SA de CV.

La PGR aseguró diversos bienes vinculados con esta red, incluyendo al Gran Casino de Guadalajara.

Por su parte, el gobierno de Jalisco dijo no tener conocimiento de ninguna carpeta de investigación o de algún proceso en contra de los señalados por el OFAC.