Tras visitar el municipio de Huauchinango, Puebla, que resultó afectado por el huracán Earl, el presidente Enrique Peña pidió a sus colaboradores trabajar en coordinación con las autoridades de Puebla para restablecer las condiciones de normalidad.

El Ejecutivo solicitó además actuar en tres vertientes: atender en la emergencia a las familias afectadas para que lo más pronto posible regresen a sus actividades cotidianas, apoyar la reconstrucción de viviendas y acelerar la reconstrucción de la infraestructura. Peña dijo que un primer balance arrojaba 300 viviendas afectadas en Puebla.

Por su parte, el gobernador de Puebla, Rafael Moreno Valle, confirmó que la cifra de muertos aumentó a 35 personas y que se declaró como zona de desastre en 39 municipios. Agregó que los albergues instalados operan de manera óptima y están al pendiente de que las familias estén bien atendidas.

Moreno Valle destacó que los estragos de la tormenta Earl es lo peor que le ha tocado ver desde 1999, pero Puebla está unido y va a salir adelante .

Además, autoridades estatales y federales instalaron el Comité de Evaluación de Daños tras las afectaciones que dejó la tormenta en la entidad.

Al respecto, el titular de la Sedesol indicó que se encuentra recorriendo la zona de Huauchinango para coordinar la ayuda social destinada a las familias afectadas por la tormenta Earl.

Agregó que el gobierno federal destinará 8 millones de pesos con el objetivo de dar empleo temporal en Huauchinango.

La SEP informó que por el paso de Earl, 41 escuelas resultaron afectadas en Veracruz y Puebla, y en este último estado hay 146 planteles en poblaciones incomunicadas, que no han podido ser valorados.

Indicó que la cuantificación de daños sigue en la zona a través del Instituto Nacional de la Infraestructura Física Educativa (Inifed) y que las principales afectaciones son fracturas y colapso de bardas perimetrales; caída de mallas ciclónicas; daños en techumbres, aulas y sanitarios; hundimiento de patios, y pérdida de mobiliario y materiales didácticos.

La SEP detalló que en Veracruz los planteles afectados se localizan en los municipios de Xalapa, Banderilla, Papantla, Zongolica, Medellín de Bravo, Tlalixcoyan y Tecolutla, mientras que en Puebla, se localizan en los municipios de Huauchinango, Venustiano Carranza, Tlaola, Honey, Naupan y Xicotepec.

En esta última entidad también se han registrado 32 planteles ubicados en zonas de riesgo por deslaves, como secuela de las lluvias, y 146 planteles localizados en comunidades que aún están incomunicadas, por lo cual no ha sido posible su valoración . La inspección permitirá establecer un programa inmediato de reconstrucción, dijo. (Con información de Notimex)