De los recursos que prevé obtener el gobierno federal a través de los certificados de infraestructura educativa nacional (CIEN), 64% sería destinado a la educación básica; es decir, 31,646 millones de pesos.

Datos otorgados por la Presidencia de la República indican que 31.4% (15,573 millones de pesos) se destinaría para el desarrollo de infraestructura en educación superior, y el 4.6% restante (2,300 millones de pesos) para educación media superior.

El gobierno ha mencionado que los certificados son un instrumento financiero que permitirá multiplicar, en los próximos tres años, los recursos del Fondo de Aportaciones Múltiples del Ramo 33, hasta casi 50,000 millones de pesos, y que serán destinados para infraestructura de escuelas púbicas.

La administración de Enrique Peña Nieto reconoce que las principales carencias de las escuelas en México son que cinco de cada 10 no disponen de drenaje (48%) y que tres de cada 10 no cuentan con agua en la red pública (31 por ciento).

Los datos gubernamentales refieren que en Oaxaca 78.9% de las escuelas públicas no dispone de drenaje, mientras que 57% no cuenta con agua de la red pública.

En el Distrito Federal, el Programa de Escuelas al CIEN busca destinar 1,277 millones de pesos durante el trienio 2016-2018.

Asimismo, se prevé que beneficiará a más de 5.2 millones de alumnos 1.7 millones de comunidades indígenas , en 33,000 planteles educativos, ubicados en 2,011 municipios del país. Entre el 2015 y el 2016, el gobierno mexicano buscará mejorar 16,419 escuelas (2,483 en este año y 13,936 en el próximo).

Los datos de gobierno indican que la inversión educativa en México es de 6.2% del Producto Interno Bruto, similar a la de los países de la OCDE, que es de 6.1%; sin embargo, 86% del gasto en educación primaria era asignado a los salarios de los maestros, la proporción más alta de la OCDE, que es de 63 por ciento.