Ante el anunció del incremento en el número de casos de personas contagiadas por la variante Ómicron en nuestro país, especialistas consultados indicaron que los más de 20 casos sólo forman una pequeña punta del iceberg de la verdadera situación, además adelantaron que es imposible frenar una cuarta ola.

El subsecretario de Salud, Hugo López-Gatell informó que hasta el 20 de diciembre pasado se habían detectado 23 casos de esta variante en el país, las cuales se encuentran en tres entidades, Ciudad de México (16), Edomex (seis) y en Tamaulipas (uno). También detalló que en Sinaloa se investigaba una posible muestra positiva así como tres más en la capital.

Samuel Ponce de León, coordinador del Programa Universitario de Investigación en Salud de la UNAM, indicó que los números presentados por las autoridades en salud son un reflejo distante de la realidad.

“Lo que estamos viviendo en este momento es una extensa transmisión que no estamos viendo, porque efectivamente la variante Ómicron tiene una presentación clínica menos agresiva, sin embargo, una vez que alcance números suficientes de contagios va a causar un gran demanda de atención hospitalaria”, advirtió.

Por su parte, Malaquías López Cervantes, académico del Departamento de Salud Pública de la Facultad de Medicina de la UNAM, dijo que el avance de Ómicron es preocupante, además de que afirmó que esta mutación del SARS-CoV-2 podría “encontrar su camino” en personas que no han sido inoculadas o que tengan un esquema incompleto.

“Es sumamente preocupante porque si vemos las cifras totales (...) tenemos muchos millones de personas o vacunadas a medias o no vacunadas (…) pero además aunque la mayoría de las veces fuera un infección leve no podemos descartar que haya casos severos, graves y muertes”, refirió el académico.

Hasta ayer, 21 de diciembre, habían sido vacunadas con un esquema completo de las vacunas contra el Covid-19 unas 72 millones 263,651 personas, que equivale al 81% del universo total de personas de 18 años a más que hay en el país (89 millones 484,507).

Otros 9 millones 632,875 (11% del total) tiene la mitad del esquema y había 7 millones 587,981 (8%) personas que no tenían ni una sola dosis.  

El subsecretario de salud señaló que 70% de las personas contagiadas con Ómicron en México no contaban con ninguna vacuna contra el Covid-19, por lo que hizo un llamado a la población a completar o iniciar su esquema de vacunación.

“México vive en un universo paralelo (...) en donde parece que no pasa nada, parece que nos viene a fomentar las actividades sociales en lugar de restringirla y estamos jugando con algo sumamente peligroso (...) Se están dando todas las condiciones para que se geste una cuarta ola”, mencionó López Cervantes.

Ambos especialistas concordaron que la cuarta ola es difícil de parar, sin embargo, indicaron que con una campaña de prevención por parte del gobierno federal podría mitigarse el número de personas infectadas en estas fechas.

“No estamos a tiempo para frenar la cuarta ola, pero sí para incrementar la campañas de prevención por parte del gobierno federal, lo que van a hacer éstas es que haya menos contagios con la velocidad que pudieran haberlos, de otra manera el escenario va ser de un incremento exponencial en el número de casos y que pondría en problemas el sistema de salud”, abundó Ponce de León.

Sin restricciones en viajes

Ayer el titular de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE), Marcelo Ebrard, participó en una reunión convocada por el Departamento de Estado de los Estados Unidos con el objetivo de coordinar una estrategia internacional frente a Ómicron.

La SRE informó que en la reunión el gobierno mexicano dio a conocer que se “está trabajando en un plan de vacunación de refuerzo para la población elegible y que no se planea imponer, hasta el momento, restricciones a los viajes nacionales”.

politica@eleconomista.mx