Los indiciados tienen derechos humanos, pero hay que recordar que también las víctimas tienen esos derechos, eso no lo podemos perder de vista y precisamente es donde el Legislativo debe encaminar los ajustes que se deban realizar en esa materia y de forma puntual de cuándo debe proceder la prisión preventiva , como parte del Nuevo Sistema de Justicia Penal, aseveró el magistrado Álvaro Augusto Pérez Juárez.

Luego de inaugurar la Primera Feria sobre Justicia, Los Derechos Humanos y la Perspectiva de Género en el Poder Judicial de la Ciudad de México, el presidente del Tribunal Superior de Justicia capitalino enfatizó en entrevista que como lo ha sostenido en otras ocasiones y desde que asumió la presidencia del Poder Judicial, es un sistema (penal) en implementación y requería ajustes, los cuales se tendrán que dar .

Agregó que si autoridades responsables, organizaciones, así como activistas y autoridades de los tres niveles de gobierno se están expresando de esa manera, entonces se debe acudir a una revisión en lo que está fallando el Nuevo Sistema de Justicia Penal.

Respaldo a víctimas

La reforma de justicia penal tuvo un costo de 50,000 millones de pesos que se han ido a la basura porque nunca se terminó de implementar, la capacitación se otorgó a los cuates y se eliminó el presupuesto para la prevención del delito, señaló Isabel Miranda de Wallace.

La presidenta de Alto Al Secuestro sostuvo en conferencia que el hipergarantismo está haciendo daño a la sociedad, antes que hacer justicia a las víctimas .

La activista se pronunció por ampliar el catálogo de delitos en el Nuevo Código Penal Federal, como lo ha expresado el comisionado Renato Sales y el secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio.

Estamos peor o igual que antes, debido a que sólo 10 de las víctimas tienen abogado y de cada 100 casos de delito sólo uno o dos llegan ante un juez, ahora todo se está arreglando, pero sin justicia .

Miranda de Wallace planteó que cuando se inició el proyecto de reforma, se dijo que sería la panacea , lo que necesitaban las víctimas en México, pero todo ha resultado en lo contrario, debido a que no existe el personal idóneo para ejercer esos cambios que ahora están siendo cuestionados.

rtorres@eleconomista.com.mx