En al menos cuatro de las cinco alianzas estatales que conformaron el PAN y el PRD, postularán como sus candidatos a la gubernatura a personajes que han realizado su vida política en la filas del PRI.

De acuerdo con Germán Pérez Fernández del Castillo, académico de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la UNAM, estas acciones pragmáticas ponen en evidencia la pobreza que tienen las fuerzas políticas para postular candidatos surgidos de sus filas.

Lo que denota al final de día esto es una pobreza de la militancia de los partidos, que no encuentran candidatos idóneos, que sean partícipes de la ideología del mismo partido; la gran crítica que se ha hecho a ese tipo de alianzas entre la izquierda y la derecha está en función de un pragmatismo que se vuelve contraproducente , dijo en entrevista con El Economista.

Expuso que este tipo de postulaciones en las candidaturas, además de desorientar al elector, al no existir una postura ideológica, una propuesta definida proveniente de la izquierda o la derecha, son de difícil aplicación, pues el candidato pertenecería a uno u otro partido y siempre va a estar del lado del suyo.

Lo que el PRI desecha, lo toman ellos como bandera y la verdad es que habla muy mal de los partidos políticos que realizan ese tipo de actividades, están manifestando un pragmatismo, una desideologización; están manifestando la incapacidad de nombrar gentes propias, eso es lamentable, no soporta cualquier análisis , manifestó.

Para el caso de Oaxaca, el PRD en coalición con el PAN postularon como candidato a José Antonio Estefan Garfias, quien a principios del 2015 renunció al PRI, luego de más de 30 años de militancia.

Para Veracruz se impulsa a Miguel Ángel Yunes Linares, exdirigente estatal del PRI y exsecretario de Gobierno durante la gubernatura de Patricio Chirinos, quien siendo diputado federal por este partido en el 2004, renunció a sus filas para, a partir del 2006, ser director del ISSSTE, incorporándose a las filas del PAN en el 2008.

En Quintana Roo, Carlos Joaquín González, quien apenas en febrero de este año renunció al PRI, partido del que fue presidente municipal en Solidaridad, secretario de Turismo en esta entidad y Diputado federal, se afilió al sol azteca para poder ser su candidato a la gubernatura.

Mientras que en Durango, José Rosas Aispuro dejó en el 2010 las filas del tricolor para ser el candidato a la gubernatura de la coalición PAN-PRD-PT y Convergencia. En el PRI fue presidente municipal de Durango, Diputado Federal y dirigente estatal de esta fuerza política.

El académico Germán Pérez Fernández del Castillo destacó que el pragmatismo con el que están actuando las fuerzas políticas no es defendible conceptualmente, ideológicamente ni políticamente, pues son capaces de besar al diablo por ganar una sopa de lentejas .