El aumento de la presencia militar en la zona fronteriza de México con Guatemala será un nuevo problema respecto a las violaciones de garantías individuales para los migrantes que transiten en el país, que se sumará a los cometidos por el crimen organizado y a los perpetuados por las autoridades federales, denunció Leopoldo Maldonado, abogado del área de defensa integral del Centro De Derechos Humanos Agustín Pro Juárez.

El comandante de la Séptima Región Militar de México, Salvador Cienfuegos, anunció en Chiapas el aumento de militares en la zona sur de México con el objetivo de luchar contra la violencia que genera el narcotráfico.

En entrevista para El Economista, Maldonado indicó que con esta medida se reproducen los mismos esquemas estadounidenses de despliegue de elementos militares, criticada por la diplomacia mexicana.

Salvador Cienfuegos explicó que, en coordinación con el gobierno de Chiapas, se gestionan los trámites necesarios para llevar más tropas a la frontera.

INSURRECCIÓN ZAPATISTA

El abogado del Centro Prodh recordó que la presencia de estos elementos en la frontera sur comenzó en 1994 a partir de la insurrección del EZLN. La movilización de tropas al interior del estado en zonas donde estos guerrilleros estaban ubicados, implicó cerrar en términos estratégicos y territoriales, las amenazas sobre el movimiento zapatista y cualquier otra revuelta social.

Mencionó que la estrategia estadounidense de desplegar más agentes de seguridad a lo largo del borde fronterizo para garantizar la seguridad ciudadana está siendo replicada por las autoridades mexicanas sin tomar en cuenta que de nada ha servido su presencia.

Ubicar más militares en el borde entre Guatemala y la República mexicana se debe, de acuerdo con Cienfuegos, a que el crimen organizado es la principal amenaza para el Ejército.

No obstante, Maldonado expresó su preocupación ante esta medida pues los migrantes que tratan de ingresar al territorio nacional de manera ilegal ya son víctimas de abusos por parte del crimen organizado y elementos policiacos federales y estatales ahora se sumarán los elementos castrenses a esta larga lista de violaciones .

Este depliegue, ocurre en el marco de la discusión de la Ley de Seguridad Nacional, la cual en opinión del abogado, busca legalizar lo que es inconstitucional, que implica la presencia militar en tareas de seguridad que están reservadas para la policía civil .

[email protected]