La Procuraduría General de Justicia del Estado de Guerrero (PGJEG) consignó ante un juez penal a los policías ministeriales Ismael Matadama y Rey David Cortés, por su presunta responsabilidad en el asesinato de dos estudiantes normalistas.

El encargado del despacho de la dependencia, Juan Manuel Herrera Campos, informó que los dos agentes son los presuntos culpables de la muerte de los alumnos Jorge Alexis Pino y Gabriel Echeverría de Jesús, ocurrida el 12 de diciembre.

Informó que la consignación se basó en los expedientes y más de 50 videos equivalentes a 300 horas de grabación, así como más de 2,000 fotografías, los cuales coin¬ciden con el informe preliminar de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH).

Afirmó que la PGJE ha trabajado con pruebas sólidas para llegar a estas conclusiones y bajo ninguna circunstancia hace su labor presionada por tiempos políticos.

Herrera Campos explicó que existen declaraciones ministeriales que indican de manera directa y categórica la participación de los imputados durante la manifestación el pasado 12 de diciembre del año pasado, mismas que son pruebas irrefutables.

Detalló que las investigaciones acreditan de manera inequívoca que la trayectoria de los disparos que causaron la muerte de Echeverría de Jesús y Pino, y lesiones a Edgar David Espíritu Olmedo, fueron de poniente a oriente, es decir, desde la posición donde se encontraban los agentes ministeriales.

Por último, dijo que la Procuraduría General de Justicia del Estado dejó abierto el desglose por el deceso del trabajador de la gasolinera, Gonzalo Rivas Cámara, y están en fase de integración de dos averiguaciones previas adicionales iniciadas por los delitos de tortura, robo, lesiones, abuso de autoridad, imputación de hechos falso, simulación de pruebas y los que resulten.

CASO AYOTZINAPA

PGR VA POR SERVIDORES OMISOS

La PGR dejó en libertad bajo reservas de ley a los ocho funcionarios que trasladó desde Guerrero para declararan en la investigación por el asesinato de los estudiantes normalistas.

Los servidores públicos fueron puestos a disposición por la Procuraduría estatal, luego de detener a un grupo de 24 empleados de la dependencia.

De acuerdo con fuentes de la PGR, los funcionarios laboraban en las áreas de prevención del delito e impartición de justicia, fueron catalogados como presentados y por el momento no hay elementos para que su situación jurídica cambie.

Los funcionarios detenidos fueron trasladados a la ciudad de México para establecer si tuvieron participación alguna en el desalojo violento de la Autopista del Sol el 12 de diciembre. El viaje fue coordinado por agentes federales, encargados de llevarlos antes las autoridades correspondientes. El caso, sin embargo, es responsabilidad de la Procuraduría estatal.

(Con información de Notimex)