A partir del 1 de julio los condóminos del Distrito Federal podrán levantar denuncias vinculadas a conflictos suscitados en sus zonas de residencia, de manera virtual, lo que significa que las 24 horas del día, los 365 días del año podrán hacer sus denuncias ante el Ministerio Público.

La procuradora Social del Distrito Federal, Dione Anguiano, dio a conocer que este nuevo mecanismo será posible gracias a un convenio suscrito entre las dependencias que dirige y el procurador de Justicia del Distrito Federal, Miguel Angel Mancera.

De esta manera, los habitantes de las siete mil 254 unidades habitacionales que actualmente existen en el Distrito Federal podrán denunciar en línea los delitos más comunes que se presentan en estos espacios, como son lesiones, despojo e invasión de áreas comunes.

Antes de la reforma a la Ley de la Procuraduría Social era necesario agotar un largo camino de instancia y un procedimiento engorroso que en los hechos no evitaban las invasiones de las áreas comunes, dijo Dione Anguiano.

Ahora con este nuevo procedimiento, si en tres días no demuestra la propiedad del área que ocupa o de la que se adueña, entonces de inmediato el Ministerio Público actuará por el delito de despojo, agregó.

La procuradora social informó que en la actualidad las denuncias que se reciben en la dependencia por invasión de áreas comunes representan ocho por ciento del total, lo que se espera disminuirá de manera considerable cuando se tomen las medidas correctivas de inmediato, gracias al funcionamiento de los Ministerios Públicos virtuales.

Asimismo, Dione Anguiano recordó que como consecuencia de las reformas al Código Penal, a finales de junio la poda de árboles se tipifica como delito ambiental, así que el gobierno de la ciudad emprenderá una campaña de difusión para evitar que los ciudadanos incurran en este delito.

Alertó también contra defraudadores que haciéndose pasar por funcionarios de la Procuraduría Social ofrecen un seguro contra riesgos para las unidades habitacionales, que en realidad no existe y por el cual cobran hasta mil 500 pesos, y urgió a la Procuraduría de Justicia a que investigue y detenga a esas personas.

apr