Tras un estudio por parte de la Comisión Nacional del Agua (Conagua) y el Instituto Nacional de Investigaciones Nucleares (ININ) se descartó la existencia de radiactividad en el Agua en San José De Iturbide, Guanajuato.

En conferencia de prensa, el subdirector General Técnico de la Conagua, Víctor Hugo Alcocer Yamanaka, explicó que lo anterior se desprende de la inquietud que existía en dicha comunidad, en donde se denunciaba la existencia de radiactividad en un pozo.

Por lo que en septiembre de 2015 se solicitó al municipio el acceso y toma de muestras de dicho pozo, en la comunidad La Cantera, por personal del laboratorio Microanálisis y se reforzó el estudio con el laboratorio ABC Analític.

Tras dichos estudios se corroboró que la radiación alfa y beta se encuentran por debajo del máximo señalado por la NOM-127-SSA1-1994, de manera que el agua resulta segura para el consumo humano.

Asimismo, ante la insistencia de la población por la inquietud generada por el rumor de la existencia de radiactividad, la Conagua en coordinación con la Cofepris, autoridad responsable en la verificación se procedió a un monitoreo el 16 de diciembre a través de su laboratorio y que dieron el mismo resultado.

Aún con ello, la Conagua y el ININ realizaron un monitoreo adicional el 1 de abril pasado que consistió en la toma de cinco muestras a partir de las 8:00 y hasta las 19:00 horas divididas en tres partes, una de las cuales fue analizada por laboratorios del ININ.

Además se llevaron las muestras al laboratorio GEL Laboratory, en Estados Unidos y al Laboratorio Estatal de Salud Pública de Veracruz por parte de Cofepris.

Nuevamente los resultados revelan que los niveles del agua se encuentran dentro de la norma 127 para consumo de agua por lo que se descartó una vez más la existencia de radiación alfa o beta.

Al respecto, la comisionada de Evidencia y Manejo de Riesgos de Cofepris, Rocío del Carmen Alatorre Eden-Wynter, corroboró que las muestras y estudios hechos por este organismo descartan la existencia de elementos radiactivos en el agua de San José Iturbide.

De igual forma el director de Investigación Tecnológica del ININ, Pedro Ávila Pérez, reiteró que las muestras estudiadas por los laboratorios de este instituto no presentan rastros de isótopos radiactivos que representen un peligro para la salud.

Pedro Ávila recordó que el nivel máximo permitido de radiación en el agua para que sea potable es de 0.56 Becquereles por litro para el caso de alfa y de 1.85 Becquereles para el caso de beta, y en ambos casos los registros del agua estuvieron por abajo de estos parámetros.

mfh