El candidato presidencial Andrés Manuel López Obrador (Morena, PT y PES) advirtió a sus adversarios políticos que intenten la compra de votos el 1 de julio que recibirán un “estate quieto”, porque ganará la dignidad de los mexicanos frente “al cochino dinero”.

“Se van a llevar un buen susto, un estate quieto”, afirmó. El morenista realizó proselitismo en Ixmiquilpan, Actopan, Tepeapulco y Tulancingo, en el estado de Hidalgo.

Tras el primer mitin, López Obrador dijo que acudirá hoy en plan de conciliación, a la reunión con empresarios del Consejo Mexicano de Negocios. “No sabemos en qué términos (vayan los empresarios). Yo voy en un plan de conciliación, yo siempre extiendo mi mano franca; yo no odio a nadie”, expresó.

El político tabasqueño también anunció que el gobierno capitalino no permitió el uso del Zócalo de la Ciudad de México para su cierre de campaña el 27 de junio, pero que hoy dará a conocer una posible sede alterna.

Durante un mitin, López Obrador presentó en el templete a Esteban Moctezuma Barragán, quien,  dijo, “ya tomó nota de que se cancela la mal llamada reforma educativa”, así como generar “un acuerdo con padres de familia, con maestros, para elaborar un plan educativo, sin afectar los derechos laborales del magisterio”.

Posteriormente, en entrevista, Esteban Moctezuma —propuesto por el candidato como titular de la Secretaría de Educación Pública en caso de ganar los comicios— mencionó que los paros magisteriales y manifestaciones de la CNTE pueden resolverse mediante el diálogo, para que no afecten los estudios de los alumnos.

En su mitin de Tepeapulco, el candidato presidencial reiteró que su principal acción de gobierno sería combatir la corrupción para ahorrar recursos y planteó que en las compras del gobierno, se privilegiaría a las empresas que generen empleo en México.