Vecinos de la colonia Del Mar en la delegación Tláhuac recuperaron la esperanza de regresar a sus hogares lo más pronto posible, ya que la Secretaría de Obras y Servicios (Sobse) comenzó las acciones para reparar los agrietamientos, que pasan por debajo de 25 calles, ocasionadas en el sismo del 19 de septiembre del 2017.

La mañana del jueves, algunos afectados por el movimiento telúrico se reunieron en el número 472 de la calle Gitana, entre avenida Sirena y Aleta, pues dos maquinarias de grandes dimensiones, al interior de un inmueble, comenzaron las inyecciones de material arcilloso, que está compuesto por cemento y bentonita y que busca dotar al subsuelo de estabilidad y firmeza.

En un recorrido realizado por El Economista se pudo corroborar que los aparatos estaban coordinados entre sí, esa maquinaria era vigilada constantemente por especialistas recogiendo muestras para observar, en este caso, el comportamiento de una grieta mayor a cuatro metros.

La segunda maquina realizaba de manera repetitiva las inyecciones de cemento y bentonita, por medio de un tubo elaborado con PVC con perforaciones con distancias de entre 50 y 100 centímetros, para dar salida al fluido que se inyecta.

“Pensamos que iba a tardar más la llegada de las maquinarias; sin embargo, ya vemos un progreso en la reconstrucción. Las demoliciones siguen (…) hemos tenido el apoyo del Gobierno (de la Ciudad de México), esperamos que el proceso tarde menos en esta zona porque en la colonia de Villa Centroamericana también hay grietas”, dijo Rogelio Olmedo, vecino de la delegación.

De acuerdo con la Sobse, el proceso en la demarcación llevará aproximadamente seis meses; además de la colonia Del Mar, también será intervenida la Miguel Hidalgo, Villa Centroamericana, Agrícola Metropolitana, Ojo de Agua, Santa Catarina, Mixquic, Nopalera, La Conchita y Zapotitlán; es decir, que las máquinas se ubicarán paulatinamente en las zonas a intervenir.