El presidente Enrique Peña Nieto afirmó que el próximo 1 de julio, cuando se realizará la elección más grande de la historia por el número de cargos en disputa, estará a prueba la democracia mexicana.

“Estoy convencido de que demostraremos, una vez más, que las instituciones mexicanas son sólidas y confiables y que la nuestra es una democracia madura”, expresó.

Desde Querétaro, al inaugurar la Convención Nacional de la Cámara Nacional de la Industria de Transformación, el titular del Ejecutivo federal dijo: “Por la magnitud y complejidad del proceso, por la pluralidad de nuestra sociedad y por la trascendencia de la decisión que tomaremos los mexicanos, ésta será una gran prueba para la democracia mexicana”.

Llamó a seguir “trabajando y sumando esfuerzos”, porque “estoy seguro de que unos y otros queremos lo mejor para nuestro país, que a final de cuentas el equipo México lo somos todos”.

Peña Nieto centró su discurso en destacar los logros de su gobierno en materia laboral a favor de los jóvenes.

De acuerdo con cifras oficiales, 26.5 millones de ciudadanos entre 18 y 29 años están empadronados y, por tanto, en posibilidad de votar en los próximos comicios; según los especialistas en el tema, dicho sector podría definir la elección presidencial.

“Quiero destacar algo muy importante: 27%, una de cuatro de las plazas laborales que se han creado en esta administración han sido ocupadas por jóvenes menores de 29 años. Este logro tiene mayor significado si consideramos que en el mismo periodo de la administración anterior el empleo juvenil cayó 13 por ciento”, expuso.

A poco más de cinco años de su mandato, amplió, “casi 1 millón de jóvenes más tienen acceso a un salario y a prestaciones sociales que les permiten tener una mejor calidad de vida”.

Dijo creer “genuinamente” que “México tiene en sus jóvenes el más importante de sus activos”.

Comentó que, por el Mundial de futbol, por unas semanas la mirada del mundo estará dirigida hacia la competencia deportiva más popular del planeta.