El incremento de Andrés Manuel López Obrador en la vida política se debe a que la carrera por la sucesión presidencial se adelantó , considera el politólogo del Tecnológico de Monterrey, Ulises Corona.

Incluso está en busca del cobijo de un partido para su candidatura.

Con las fuertes críticas hechas a su partido en días pasados, el exjefe de Gobierno muestra la fuerza que aún tiene en el PRD y PT. El banderazo de salida ya se dio y lo vemos con el respaldo que da Manlio Fabio Beltrones a Enrique Peña Nieto .

Mencionó que en este arranque para el relevo en la Presidencia de la República, en los partidos ya se observan a los aspirantes. Sólo el PAN está en desventaja.

En el caso, López Obrador está buscando al mejor postor , el Partido del Trabajo, Convergencia, incluso el PRD lo podrían cobijar en su aspiración y es que la confrontación del político tabasqueño es con la dirigencia del sol azteca, no con el instituto político.

El exjefe de Gobierno podría tener otra alternativa para que lo abanderen y ésta surgiría de las escisiones perredista.

López Obrador recientemente hizo críticas a la alianza entre PRD y PAN, incluso dijo que el PRI obtendría carro completo en el proceso electoral de este año.

Jesús Ortega, por su parte, aseguró que las alianzas sólo se aprueban en la Comisión Política Nacional y el Consejo Nacional: (Éstas) tomaron la determinación de hacer las alianzas, que están siendo exitosas .

jreyes@eleconomista.com.mx