En el último día de sesiones del periodo ordinario, el pasado jueves, los diputados federales dieron luz verde a un paquete de dictámenes que ya no mereció el análisis de la colegisladora, en su calidad de cámara revisora, para concluir su proceso legislativo.

Así, la nueva Ley General para la Prevención Social de la Violencia y la Delincuencia, las reformas a la Ley General de Educación y a la Ley General de Salud están pendientes de ratificación en el Senado.

Entre las minutas aprobadas por los senadores durante su última jornada del pasado periodo de sesiones y que de igual forma ya no abordaron los diputados federales, con lo que el proceso legislativo se quedó a la mitad de camino, destacaron la ley antisecuestro y la de los cambios para combatir la pederastia.

Sólo una iniciativa del ejecutivo

De las tres iniciativas del Ejecutivo federal, los diputados federales sólo aprobaron una, correspondiente a la ley antimonopolios, pero está pendiente su ratificación por parte del Senado.

La última palabra en Diputados

Principales decretos aprobados por el Senado y pendientes de ratificación en San Lázaro:

Reformas a la Ley de Seguridad Nacional para normar la actuación de las Fuerzas Armadas.

Reformas a la Constitución en materia de derechos humanos.

Reformas a la ley antisecuestro.

Reformas al Código de Justicia Militar para castigar a quienes colaboren con el narcotráfico.

Ratificación en Senado

Principales decretos aprobados por los diputados y pendientes de ratificación en la Cámara Alta:

Reformas a la Ley Federal de Competencia Económica para endurecer las sanciones contra monopolios.

Nueva Ley General para la Prevención Social de la Violencia y la Delincuencia.

Reformas a la Ley General de Educación para propiciar la cultura de la legalidad y el ejercicio responsable de la sexualidad.

Reformas a la Ley General de Salud para regular la práctica de cirugías plásticas.

Fuente: Elaboración El Economista